TAMARA ALONSO // Las jugadoras del Mecalia celebrando un triunfo en la Copa de la Reina

Con ganas e ilusión a partes iguales en el equipaje, el Mecalia Atlético Guardés se subirá mañana al avión con destino Barcelona para intentar iniciar con buen pie su sexta participación consecutiva en la Copa de la Reina.

En esta ocasión, el vigente campeón de liga se jugará ante el KH-7 Bm. Granollers y en una eliminatoria a doble partido su presencia en la fase final que se disputará en Málaga a finales de abril. El conjunto guardés se encuentra a las puertas de “un reto mayúsculo”.

El Guardés dará entre el sábado (16:30 horas) y el miércoles (21:00 horas) los primeros pasos hacia la anhelada Copa, un trofeo que las gallegas han visto siempre desde la lejanía de las semifinales, ronda en la que han caído en cinco ocasiones -una a manos del Rocasa y las cuatro siguientes contra Bera Bera.

De momento, y antes de soñar con cotas mayores, las de Prades deben superar la eliminatoria a doble partido de la segunda fase de la competición. El desafío, “mayúsculo” en palabras de José Ignacio Prades: “Llevamos hablando desde principios de semana de la magnitud del reto que tenemos por delante: jugarnos la clasificación para la fase final a doble partido y contra el Granollers”.

Y es que las vallesanas son el mejor reflejo de lo que es tener la medida tomada al Guardés. “Nos han puesto en aprietos en más de una vez”, recuerda Prades. La más reciente, hace tres jornadas en A Sangriña, obligando a las locales a sudar la gota gorda para hacerse con la victoria (32-31).

El Granollers es un conjunto que se muestra muy sólido en su feudo y que incluso fue capaz de poner contra las cuerdas al Rocasa Gran Canaria. Para evitar apuros y sustos innecesarios, el Guardés debe ser consciente de “la importancia del primer choque”. “Un buen resultado y sobre todo buenas sensaciones, ya que hay pocos días para preparar la vuelta, serán fundamentales”, desea Prades.

Para este reto la convocatoria está conformada por 16 jugadoras: las centrales Anthía Espiñeira, Estela Doiro y Gabriela Romero; las laterales Inés Hernández, Luciana Mendoza, Alesia Kurchankova, Rebeca Castell y Marta Méndez; las extremos Naiara Egozkue, Jenni Gutiérrez, Rosario Urban, Ana Rodrigues; las pivotes África Sempere y Carla Gómez; y las guardametas Estela Carrera y Marisol Carratú.

El trabajo de estos días también estuvo condicionado por las exigencias que la plantilla deberá afrontar durante las próximas dos semanas: tras la disputa de la eliminatoria, el Guardés jugará el sábado 24 el derbi gallego y el viernes 2 de marzo recibirá en A Sangriña al Super Amara Bera Bera.