BANDALLO // Un autobús de la empresa ATSA

La Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá en marcha desde el próximo lunes día 19 de febrero hasta el viernes, día 23, una campaña especial de vigilancia del transporte escolar.

Durante estos cinco días, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensificarán los controles preventivos para comprobar que tanto autobuses como conductores cumplan con la normativa, que incluye, entre otras obligaciones, la necesidad de que los menores vayan acompañados por una persona debidamente cualificada en los desplazamientos.

Esta campaña especial de la DGT tiene una trascendencia muy importante en Galicia debido a la gran extensión de rutas de transporte escolar existentes en la Comunidad.

La vigilancia se desarrollará tanto en vías urbanas como en carreteras convencionales. Destacar que la importancia del transporte escolar en zona urbana, fundamentalmente en determinados lugares donde existe concentración de colegios, hace que la participación de los Ayuntamientos en esta campaña tenga una relevancia extraordinaria.

El objetivo es concienciar a padres, responsables educativos y conductores de autobuses de la necesidad de cumplir las normas establecidas con respecto a este tipo de transporte, entre las que destaca la importancia de usar los cinturones de seguridad y la peligrosidad de estar de pie mientras el vehículo está circulando.

Se realizarán controles de carácter administrativo sobre las autorizaciones y documentos que deben tener dichos vehículos para la correcta prestación del servicio. También se verificará que las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo son los que exige la normativa, así como los requisitos especiales que debe cumplir el propio conductor, como son el permiso de conducción y los tiempos de descanso.

Entre las condiciones de seguridad que deben cumplir todos los transportes escolares se estipula la antigüedad máxima de los vehículos destinados a este tipo de pasajeros, el seguro de responsabilidad civil ilimitado o la obligatoriedad de llevar la señal de transporte escolar.

Por otra parte, todos los camiones y autobuses nuevos de la UE deben contar desde 2013 con un sistema de frenado de emergencia que se active automáticamente cuando detecta la posibilidad de una colisión.

De acuerdo con las estadísticas de la DGT, el 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del vehículo, o justo en los instantes inmediatos y, en muchos casos, se trata de atropellos causados por una distracción del menor, del conductor del transporte escolar o de los acompañantes.