El nuevo convenio del comercio de la alimentación en Pontevedra podría provocar una huelga en el sector
FOTO SUPERMERCADOS FROIZ

Las centrales CIG, UGT, CCOO y USO aprobaron por unanimidad la convocatoria de huelga en el comercio de alimentación de la provincia de Pontevedra para los próximos 5 y 7 de diciembre, después de fracasar las continuas negociaciones con la patronal.

Uno de los motivos de la convocatoria de huelga es la congelación del concepto de antigüedad, que suponía un incremento de 60 euros al mes por cada cuatrienio, es decir, unos 900 euros al año que el trabajador dejaría de percibir.

Otra de las razones es sobre el incremento salarial, la patronal ofertaba un 0,5% para los dos próximos años y un 1% hasta 2019, cantidad claramente insuficiente para las centrales sindicales, así como el cambio de la jornada semanal de 40 horas por la de 1826 anuales para distribuirla bajo criterios de flexibilidad o la de poder realizar contratos de obra y servicio sin limitaciones.

Mañana, martes 29, las centrales sindicales están convocadas a una nueva jornada de negociación con la mediación del AGA, en la que esperan escuchar la eventual contraoferta que realice el empresariado, y que será valorada en nuevas asambleas de sector el próximo domingo a las 11:30 en los locales sindicales.

De otro modo, si la patronal no retira su principal caballo de batalla, los principales perjudicados por la huelga de los días 5 y 7 serán los supermercados de los grupos Gadis y Froiz, en base a su especial contienda en las negociaciones.

También estarán llamados todos los trabajadores/as de carnicerías, pescaderías, fruterías o mercados, entre otros, excluyendo los de aquellas áreas que cuentan con convenios proprio o estatales, como Lidl, Carrefour, Mercadona o Alcampo.