Tras la denuncia pública realizada por la CIG -Correos Vigo sobre la situación de la pérdida de servicio de la empresa en la Comarca del Val Miñor, Correos informa en un comunicado remitido a los medios que «el servicio en Val Miñor funciona sin incidencias y manteniendo la calidad comprometida».

Aseguran que Correos sigue cumpliendo con sus obligaciones como servicio público cada día en todo el territorio y con todos los vecinos de la comarca de Val Miñor, «manteniendo las condiciones laborales de sus trabajadores y sin realizar despidos».

Insisten también que los clientes de las oficinas de Correos de Baiona, Gondomar, Nigrán y Oia están siendo atendidos con normalidad, «cumpliendo con los ratios de tiempos de espera y sin reportar quejas o incidencias» e indican que Correos realiza estudios en los distintos municipios para adaptar sus servicios a las necesidades de los ciudadanos y de las distintas áreas territoriales.

Con respecto a las rutas de reparto, apuntan que, Correos, como empresa pública, debe garantizar un servicio con los índices de entrega exigidos por el organismo regulador de la actividad postal en España, así como con los plazos de entrega contratados por los ciudadanos y empresas.

«También como servicio público, Correos tiene la obligación de asignar los recursos de la manera más eficiente posible, con lo que cada ruta de reparto está adecuada al volumen de actividad de cada momento, haciendo frente a la caída del postal agravada por la crisis sanitaria (en 2021, 212 millones menos que en 2020, año en el que se enviaron 500 millones de envíos menos que en 2019)», concluyen.