Momento en el que la grúa retiró el coche del río

Un viaje que pudo acabar en tragedia. Cuatro personas han sobrevivido a un espectacular accidente que se produjo esta madrugada en el Rio Miño. Las víctimas son todas vecinas de la Entidad Menor de Camposancos, A Guarda, y han conseguido salvar la vida gracias a romper los cristales del coche con los teléfonos móviles.

Los hechos ocurrieron a la 1:40 horas de este martes, en la parroquia de Tabagón. La proximidad al embarcadero permitió que un pescador, que a esas horas faenaba en las aguas del Miño, presenciara el siniestro y diera la alerta al 112 SOS Galicia.

La Xunta movilizó al lugar a Protección de Civil de O Rosal, Guardia Civil de Tráfico y a una ambulancia 061. Fue preciso trasladar a los cuatro ocupantes del vehículo siniestrado al hospital Álvaro Cunqueiro con síntomas de hipotermia tras haber pasado demasiado tiempo en las gélidas aguas del Rio Miño. Su pericia permitió que salvaran la vida, a pesar de que el coche quedará volcado, lo que dificultó la salida.

Protección Civil de O Rosal, con ayuda de un marinero en una embarcación, amarró el Audi A3 con una cuerda para que no se lo llevara la corriente hasta la llegada de una grúa. Tras más de cuatro horas, el vehículo fue retirado del río.