GUARDIA CIVIL

Como ya adelantó Telemariñas el pasado jueves, 5 de marzo, la Guardia Civil, en el marco de la operación DUA, ha desmantelado en el municipio de Pazos de Borbén un taller clandestino utilizado para la rehabilitación y reparación de armas de fuego y municiones que después eran vendidas de forma ilegal.

Se ha detenido a tres personas y se ha investigado a otras dos por los delitos de tráfico de armas, tenencia ilícita y depósito de armas, municiones y explosivos.

Asimismo, se han realizado 7 registros en domicilios en Pontevedra, Vigo, Pazos de Borbén y Vincios (Gondomar) y se han incautado cerca de medio centenar de armas de fuego, más de 8.500 cartuchos metálicos de diferentes calibres, 42 kilos de pólvora, además de numerosos cañones y piezas fundamentales utilizadas para la manipulación de las armas y la fabricación artesanal de la munición.

La investigación se inició tras tener conocimiento de la existencia de varias personas que podrían dedicarse a la venta ilegal de armas de fuego, que habrían reparado o transformado previamente.

Tras establecer un dispositivo de vigilancia, los agentes comprobaron como uno de los ahora detenidos tenía instalado en su vivienda, situada en Pazos de Borbén, un taller clandestino dotado de todo tipo de maquinaria, herramientas y piezas fundamentales para la reparación y manipulación de las armas. También fabricaba de forma artesanal la munición metálica para las armas ilegales con las que traficaba, ante la imposibilidad de adquirirla legalmente en una armería.

Durante los registros se localizó, con la ayuda de un perro del Servicio Cinológico, parte de las armas envasadas al vacío en un doble fondo practicado en una pared construida con ladrillos.

La operación continúa abierta con el fin de averiguar el origen de las armas que tenían los números de serie borrados o alterados. Tanto los detenidos como los investigados han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Nº 2 de Ponteareas.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes al Grupo de Información de la Comandancia de Pontevedra y la Jefatura de Información (UCE3), que han contado con el apoyo de la Sección de Información de la Zona de Galicia, el Servicio Cinológico de Madrid y la USECIC, Policía Judicial, TEDAX e IAE de la Comandancia de la Comandancia de Pontevedra.

Esta investigación se enmarca dentro del Plan Integral para el Control de las Armas de Fuego (PICAF) de la Guardia Civil. El Servicio de Información viene realizando un constante esfuerzo para detectar y neutralizar los nuevos procedimientos y canales de distribución ilegal de armas de fuego que van apareciendo.

FUENTE: GUARDIA CIVIL