La Policía Autonómica incautó el pasado miércoles 60 kilos de centollo en Oia, en el marco de un operativo de lucha contra el furtivismo desarrollado por miembros del Equipo de Actividades Subacuáticas del Grupo Erpol de la Policía Autonómica de Santiago, en colaboración con la Subdirección Xeral de Gardacostas.

Tras la inmersión en la zona del embarcadero, se localizaron dos jaulas metálicas de grandes dimensiones depositadas en el fondo marino, a unos cuatro metros de profundidad, para dificultar su detección. En su interior se encontraron 57 centollas vivas y acopiadas, muchas de ellas hembras en época de cría. Hace falta señalar que esta especie se encuentra en la actualidad en veda. El marisco incautado fue liberado y devuelto al mar.

El operativo surgió en el marco de inspecciones aleatorias por distintos lugares de la costa gallega, ante la posible existencia de fondeos ilegales de marisco en el lecho marino amarrados a muertos de anclaje para dificultar la detección, que motivó el desplazamiento a Oia de miembros del Grupo Erpol junto con Gardacostas de Galicia de la Jefatura de Vigo.

FUENTE.  CONSELLERÍA DO MAR