GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil, en el marco de los servicios que viene desarrollando para la prevención de la seguridad ciudadana, ha propuesto para sanción a los responsables de cinco establecimientos de hostelería, situados en el sur de la provincia de Pontevedra, por presuntas irregularidades en la gestión documental de los viajeros que se alojan en estos locales.

La actuación se realizó el pasado fin de semana cuando los efectivos del Puesto de la Guardia Civil de A Guarda detectan que varios establecimientos de hostelería de su demarcación territorial podrían no estar cumpliendo la normativa que regula los libros-registro de viajeros, la cumplimentación de los partes de entrada y la comunicación de los datos a las dependencias policiales.

La Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana, determina que esta comunicación, que puede realizarse de forma presencial o telemática, tiene que hacerse inexcusablemente en menos de 24 horas, desde la entrada del huésped al alojamiento.

Se realizaron inspecciones en varios establecimientos de hostelería en los municipios de Oia, O Rosal y A Guarda y se detectaron irregularidades en cinco de ellos. En unos casos fue por no comunicar las altas o hacerlo fuera de plazo, en otros por no registrar a todos los huéspedes y en algunos de ellos, incluso carecían del preceptivo libro-registro.

Las infracciones observadas se comunicaron a la Subdelegación del Gobierno de la provincia, que es el órgano encargado de instruir y resolver, en su caso, los correspondientes expedientes sancionadores.

INFO: GUARDIA CIVIL