ROSANA CALVO

El secretario general para el Deporte, José Ramón Lete Lasa, acaba de firmar con el presidente del Monte Real Club de Yates, José Luis Álvarez, el contrato de patrocinio por el que la Xunta aporta a la entidad un total de 9.000 euros para las actividades de la Escuela de Vela adaptada para personas con discapacidad física y psíquica.

Tras la firma del acuerdo, tanto Lete como Álvarez aseguraron que la accesibilidad y la inclusión deben ser prioridades en la práctica deportiva, y es por ello que la  Xunta y el Monte Real unen sus esfuerzos para luchar por un deporte «plural, diverso, sin género ni edad, para todos y para todas, enriquecedor de la sociedad, transmisor de valores, formador, igualador y motor de cambio social”, aseguró Lete Lasa.

“Para conseguir este deporte tenemos que trabajar día a día y unir nuestras fuerzas todas las administraciones públicas, empresas gallegas y la sociedad en general”, dijo el mandatario gallego.

El secretario xeral para o Deporte de la Xunta de Galicia cualificó al Monte Real como “un socio inmejorable” para conseguir estos objetivos ya que -recordó-  la eliminación de gran parte de las barreras arquitectónicas del club y la adquisición de barcos adaptados le permitió convertirse, en el 2014, en el único club náutico español en recibir una distinción especial de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC) por su trabajo de integración social.

La Escuela de Vela adaptada del MRCYB funciona durante todo el año natural y lleva trabajando de manera ininterrumpida desde 2012, siendo la única entidad que realiza un programa de estas características en todo el norte de España.