Derrota del Tomiño ante el Sampayo en un partido para olvidar
TOMIÑO F.C.

El Tomiño cayó derrotado anta el Descanso Sampayo por un contundente 1-3. Los vigueses, con 0-0 en el marcador, pidieron penalti a los 24 minutos por una acción de Sevi sobre Carlos Rivera que el árbitro no vio como tal. El jugador del Sampayo afirma que Sevi le barría con su pierna derecha. El defensa, por el contrario, dice que no le toca pero sí deja la pierna derecha atrás para intentar cortar el balón y que el atacante busca el contacto.

En el minuto 28 Rubi remató raso un balón que obligó a esforzarse a David Núñez. Tres minutos después, en el 31, llegaría el tanto del Tomiño. Un centro desde la izquierda de Jony que Cataña intentó rematar con una semichilena que no llegó a buen puerto, el balón quedó franco de nuevo para Jony y este golpeó con potencia al fondo de la meta visitante.

Ya en 37 llegaría el empate del Sampayo. Un centro también desde la izquierda que Manuel Fidalgo, según la versión de los jugadores locales, se acomoda con el brazo para poder rematar a escasa distancia de Diego.

La primera mitad se saldó con un par de ocasiones más para el Tomiño, ambas de Cataña y un manso remate de cabeza de Bruno que no dio problemas al meta vigués.

Si la primera parte no fue buena, la segunda no sería mejor. A los 17 minutos, 62 de partido, Manuel Fidalgo gozó de una oportunidad que entre Sevi y Eloy se encargaron de desbaratar. Dos minutos después, la réplica del Tomiño correría a cargo de Rubi, un centro de Saúl desde la derecha tras recorrerse prácticamente todo el campo, que el 20 del Tomiño se acomoda y remata ajustadísimo al palo, tanto que en la banda llegó a celebrarse un gol que no fue tal por escasísimos centímetros.

En el 67, Manuel Fidalgo tuvo una nueva ocasión para el Sampayo, un remate de cabeza que se fue a la cepa del poste de la portería defendida por Diego.

En el 75 llegaría el 1-2. Manuel Fidalgo entra en el área y Melo y Jony intentan frenarle, el balón sale flojo hacia Diego, que no consigue atajarla adecuadamente y Marcos Pérez, que acompañaba la jugada se encuentra con un balón que prácticamente sólo tiene que empujar al fondo de las mallas.

Cuatro minutos después Manuel Fidalgo gana la espalda a Melo en un balón largo, se recorre un tercio de campo, encara a Diego y yéndose a la izquierda remata a puerta y hace el definitivo 1-3 a pesar de que Melo, en un último esfuerzo se tira tratando de evitarlo.