GUARDIA CIVIL

Seis personas detenidas, es el saldo provisional de la operación llevada a cabo por la Guardia Civil, para depurar las presuntas responsabilidades penales derivadas de las irregularidades que se detectaron en las descargas de pescado en el muelle de O Berbés (Vigo).

Entre las personas detenidas figuran cuatro componentes de la policía portuaria, y dos personas relacionadas con la descarga del pescado.

Las investigaciones llevadas a cabo por efectivos de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra se iniciaron el pasado mes de mayo cuando el Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) detecta en el muelle del Berbés una serie de irregularidades en el control de las descargas, en los cupos y en los tamaños de las especies que se capturan, tanto a nivel autonómico, nacional, como europeo.

Después de siete meses de investigación, la Guardia Civil, con la inestimable colaboración de la Autoridad Portuaria, pudo constatar una serie de irregularidades en las descargas de los barcos de la flota de pesca de altura y de grandes peces, que directa o indirectamente estaban consentidas y/o propiciadas por determinados miembros de la policía portuaria que haciendo dejación de sus funciones, supuestamente permitían la descarga y comercialización de pescado fresco de tallas o especies no permitidas y avisaban con antelación de las inspecciones periódicas que venían realizando el Ministerio de Pesca, la Xunta de Galicia y la Guardia Civil, por cuyos favores, supuestamente, recibían remuneraciones en especie (pescado).

Al delito de cohecho, se le suma el de revelación de secretos y, por último, otro de falsedad documental, porque supuestamente expidieron actas de inspección de descarga de buques o camiones sin haberse llevado a efecto, con el consiguiente beneficio económico para las empresas compradoras del pescado, ya que les permitía declarar especies de menor cuantía que generaban menos importe en las tasas que tenían que autoliquidar.

Durante la fase de investigación se efectuaron varias inspecciones en los distintos almacenes del muelle, donde se incautaron más de 200 kilos de pez espada, de tamaño inferior al permitido, que habían sido descargados de barcos de bandera portuguesa.

La fase de explotación de la denominada operación “GOVI”, se desarrolló durante la madrugada de este lunes en el mismo muelle del Berbés, donde se llevaron a cabo la mayor parte de las detenciones e investigaciones de las personas implicadas. Además, se han incautado 100 kilos de lomos de atún descargados directamente de un barco a un vehículo que fue interceptado careciendo de condiciones de transporte y de documento de trazabilidad.

­­­­Tres de los detenidos serán presentados esta mañana en el Juzgado de Instrucción número 4 de Vigo. Los otros tres detenidos, quedaron en libertad en las dependencias de la Guardia Civil, con la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando sean citados.

Bajo la dirección del titular del Juzgado de Instrucción nº 4 de Vigo, que entiende del caso, fueron varias las unidades de la Guardia Civil que participaron en las distintas fases del operativo, entre ellas: El Grupo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de Pontevedra, la Patrulla Fiscal y de Fronteras de Vigo, el Seprona de ­­­­­­Vigo y la ODAIFI (Oficina de Análisis e Información Fiscal) de la Compañía Fiscal de Vigo, contando en todo momento con la estrecha colaboración de la Autoridad Portuaria, la Administración de Aduanas e Impuestos Especiales, Delegación Provincial del Ministerio de Pesca y Xunta de Galicia.