La Guardia Civil detuvo a un vecino de A Guarda, de 55 años, acusado de un delito contra la salud pública por tráfico de estupefacientes. Se le intervinieron cerca de medio centenar de dosis de cocaína destinadas al menudeo.

La aprehensión se produjo sobre las 14:00 horas de ayer cuando una patrulla de seguridad ciudadana del Puesto de A Guarda observa en el casco urbano que un vehículo había realizado una maniobra rara al observar la presencia del vehículo oficial.

La extraña maniobra de este vehículo en una zona que además es frecuentada por consumidores habituales de estupefacientes levantó las sospechas de la patrulla que se desplazó inmediatamente para proceder a la identificación de sus ocupantes.

El vehículo se localizó instantes después cuando estaba estacionado en una zona peatonal y se pudo interceptar al acompañante del conductor que salía precipitadamente del coche, con intención de darse a la fuga.

Al proceder a su registro personal se le incautaron dos bolsas que contenía varios trozos de cocaína en roca, suficientes para elaborar unas cincuenta dosis aproximadamente. También se le intervinieron varias anotaciones manuscritas en la que aparecían datos de nombres y cantidades, supuestamente relacionadas con las ventas que había realizado de esta sustancia.

Se trata de un vecino de la localidad, conocido por sus antecedentes relacionados con el menudeo de estupefacientes, que sería detenido por un supuesto delito contra la salud pública por tráfico de estupefacientes.

El detenido, junto con la droga y los demás efectos intervenidos, pasará durante las próximas horas a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Tui.