GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil detuvo a un vecino de Nigrán, de 44 años, acusado de dos tentativas de robo y daños en las cabinas de los dos peajes existentes en la autopista AG57, situados en el municipio de Nigrán.

A finales del pasado mes de agosto, Autoestradas Galicia denunció en el Puesto Principal de la Guardia Civil de Baiona-Nigrán que les habían fracturado el cristal de dos cabinas de cobro automático, en sendos peajes de la autopista, situados a la altura de la rotonda de Vilariño, en la parroquia de San Pedro de A Ramallosa (Nigrán).

A través de las cámaras de seguridad del peaje la Guardia Civil pudo comprobar que se trataba de la misma persona que ya había sido detenido por otros tres robos cometidos a finales del pasado año, en las mismas cabinas.

Pese a que el presunto autor no consiguió llevarse dinero, porque desde los últimos robos ya no se dejaban cambios por la noche en estas cabinas, los daños ocasionados por la rotura de los cristales fueron cuantiosos.

Las pesquisas concluyeron con su nueva detención como presunto autor de una tentativa de robo continuado y daños.

Al igual que ocurrió en la vez anterior, el detenido reconoció la autoría de los hechos y quedó en libertad, pendiente de ser citado por el Juzgado de Instrucción de guardia de Vigo. En esta ocasión alegó que lo había hecho en venganza, ya que el Juzgado le ha obligado a pagar los daños ocasionados en los otros robos de finales del año anterior.