El diputado de Cooperación David Regáis, junto al alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, supervisó hoy en Gondomar el estado de las inversiones de la Diputación de Pontevedra en la villa de O Val Miñor, que en casi tres años llegó a los 5.513.861 euros.

Sólo en lo referido al Plan Concellos, el gobierno de Carmela Silva puso a disposición de la Villa Condal 1.667.227 euros, lo que supone un 77,2% más que el pasado año 2017.

Regáis realizó una visita al entorno de la Plaza da Paradela, que es objeto de la gran obra de humanización y rehabilitación en Gondomar incluida en el Plan de Reequilibrio de la Diputación de Pontevedra, con un presupuesto total de 798.820,74 euros, de los que la institución provincial ponen 639.056,65 euros y el Concello 159.764,09 euros.

El diputado provincial de Cooperación señaló que “estamos muy sorprendidos de forma muy positiva porque en breve la gente podrá mirar ya a las excavadoras llegando a la plaza del Concello para empezar a trabajar. Hablamos de una reclamación histórica del vecindario de Gondomar que con estas obras podrá tener una plaza que aglutinará zonas verdes y un lugar de esparcimiento”.

David Regáis puso en valor al alcalde y al equipo de gobierno de la villa porque “hasta que este gobierno no llegó al Concello, nadie consiguió antes lo que será la verdadera transformación del casco urbano y, además, de una forma muy respetuosa con el patrimonio y con el medio ambiente. Gondomar conseguirá por fin una zona ajardinada muy importante, que recupera una senda de agua pero sobre todo, la creación de un punto de encuentro de los vecinos”.

El diputado felicitó al alcalde y a todo el equipo de gobierno “por lo que será el gran cambio en el centro de Gondomar, con un proyecto tratado con gran sensibilidad para humanizar una zona tan sensible como el casco histórico”, dijo el diputado.

Regáis también se refirió a los más de cinco millones y medio de euros invertidos en los últimos tres años por la Diputación en Gondomar. “Es dinero bien invertido en proyectos para la gente y repartidos en cultura, cooperación, cohesión social, medio ambiente, movilidad o nuevas tecnologías. Yo no sé que harían los gobiernos anteriores, tanto en la Diputación como en el ayuntamiento de Gondomar, subrayó el diputado, porque hace años que aquí no se miraba una obra”.

Por su parte, el alcalde, Paco Ferreira, agradeció las inversiones de la Diputación. “La inversión más grande que nunca se ha hecho en la villa que está transformando este Concello“. Ferreira se lamentó de que la Xunta de Galicia “no solo no tenga la misma apuesta que la Diputación, porque aquí la inversión autonómica es cero salvo una pequeña aportación de Medio Rural que nos corresponde como Concello pero que parece más una limosna que otra cosa”.

El diputado Regáis también aprovechó su presencia en Gondomar para visitar la zona donde con el Plan Concellos 2018, la Diputación financiará las obras de urbanización en la calle de la Iglesia con un presupuesto de casi 70.000 euros.