ALFREDO // Una de las casas calcinadas en Vincios

Los tres Concellos de O Val Miñor han sufrido la devastación de los incendios forestales.

Baiona, Gondomar y Nigrán están siendo asoladas por el fuego. La peor parada es la parroquia gondomareña de Vincios, donde han ardido dos casas y numerosos vecinos han sido desalojados. Según el alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, el perímetro alcanza ya los 20 kilómetros. Los vecinos se afanaban en apagar los números focos con mangueras, cubos y sulfatadoras. El concello ha habilitado el pabellón para albergar a las personas desalojadas.

Baiona también está sufriendo en estos momentos un incendio forestal en la parroquia de Baíña. El incendio está llegando a varias casas y a la iglesia parroquial. La carretera está cortada a la altura de la iglesia.

En Nigrán la parroquia de Camos está siendo asolada por dos focos. Uno de ellos amenaza a una pirotecnia. La Guardia Civil ha desalojado varias casas que están en peligro. El concello también ha habilitado el pabellón de Panxón para albergar a las personas desalojadas.

Ninguno de los incendios está controlado. Se espera una noche larga para los vecinos de las tres parroquias ya que la falta de medios complica las labores de extinción. La autopista Vigo-Baiona está cortada.

El presidente de la Xunta de Galicia ha infirmado de que se han registrado, sólo en la provincia de Pontevedra, más de 80 incendios y ha decretado la alerta dos.

BANDALLO
BANDALLO
BANDALLO
BANDALLO
BANDALLO
BANDALLO