Paula y Carlota del Club Remo Miño do Tui-Seta

El remo es un deporte muy sacrificado, pero con muchas satisfacciones personales. El espíritu de lucha, la capacidad de sacrificio sumado a una continua preparación, al final tiene su recompensa.

En el caso de Paula y Carlota llevan un año muy completo en cuanto a entrenamientos se refiere. Han tomado bastante en serio la temporada a sabiendas de que cada vez es más difícil estar entre las mejores, ya que cada vez el nivel es más alto. Su sacrificio y persistencia en los entrenamientos, les da la satisfacción de estar en esta primera concentración con la selección nacional.

A estas alturas nadie regala nada, llevan mucho tiempo preparándose para estar ahí y por fin lo han conseguido. Sus compañeras del equipo juvenil femenino del club Adriana Misa y María Maidana, también lo intentaron y estuvieron a un paso de conseguir salvar la criba de la selección.