ALFREDO // Espiñeira en un tiro a portería

La extremo izquierdo Naiara Egozkue, la central Anthía Espiñeira y la portera Estela Carrera son las tres primeras piezas del Mecalia Atlético Guardés 18/19 que continuará bajo la dirección de José I. Prades.

Con diferente recorrido en el club del Baixo Miño, pero todas con su peso. A pesar de que el club empieza a cerrar un proyecto ambicioso y con las máximas aspiraciones un año más, en el vestuario nadie se olvida del objetivo inmediato: conservar el título de Liga.

La internacional navarra Naiara Egozkue (21/10/1983), una de las jugadoras con más y mejor bagaje de la plantilla, es una de las primeras que ha decidido enrolarse en el grupo de la próxima temporada y que, a pesar de que la opción de la retirada ha cruzado por su mente, ha apostado de manera clara por seguir un año más en A Guarda: “Estoy muy a gusto dentro del equipo, además he tenido más importancia en defensa y he disfrutado del balonmano de otra manera. Sí que es verdad que se me ha pasado por la mente dejarlo por mis problemas de rodilla”, confiesa la extremo izquierdo, “pero entre todos vamos a intentar cuidarla un poco más y que aguante toda la temporada”.

Con la mente puesta en el futuro más cercano, Egozkue -que vivirá de manera no consecutiva su cuarta temporada en el conjunto gallego- es consciente de que la Liga “no depende sólo de nosotras, Bera Bera tiene que fallar, por lo que no podemos perder nuestras opciones y cumplir con nuestro trabajo”.

Como no podría ser de otra manera, tras confirmar su continuidad, Naiara también ha tenido palabras para la calurosa afición de A Sangriña: “El gracias se queda corto… Tenían muchas esperanzas en la Copa y en ese aspecto les hemos decepcionado también a ellos, pero sabemos que en los partidos que quedan vendrán a disfrutar, apoyarnos y luchar con nosotras”.

En la misma línea que Egozkue se ha manifestado una de las perlas de la actual y futura plantilla: la central viguesa Anthía Espiñeira (27/11/1996). Será la quinta temporada que la joven -que debutó con la selección española absoluta el pasado mes de noviembre- dirija el juego guardés. Recientemente elegida Mellor Deportista de Vigo en categoría femenina, Espiñeira tiene una proyección innegable y unas metas claras: “Llegar a lo más alto con este club y ganar títulos”.

El trato de la entidad y afición, así como el nivel del equipo, se han antojado claves en su continuidad: “Estoy muy contenta en el club, con el trato recibido durante estos años, ya que siempre me han ayudado en lo que he necesitado. Me siento cómoda y con el apoyo de la directiva, cuerpo técnico y la afición, que es muy importante”, reconoce. Ya en el plano deportivo apunta que el Guardés “es un equipo que siempre está luchando por lo más alto, competitivo y creo que aquí puedo seguir creciendo como jugadora”.

También la portería guardesa continuará bien protegida por la eldense Estela Carrera (8/10/1991). Vivirá su cuarta campaña en A Guarda con las aspiraciones intactas: “Cada año que pasa la Liga Guerreras Iberdrola tiene más equipos que pelean por los puestos de arriba, estoy segura de que en el Guardés nos vamos a reforzar con jugadoras de calidad y vamos a seguir peleando en todas las competiciones”. De momento, toca hacerlo en la Liga 17/18.

José Ignacio Prades, tras conocer los primeros acuerdos, se ha mostrado satisfecho con el rumbo que va tomando el proyecto 18/19 ya que “son tres renovaciones muy importantes y son las primeras de las que se irán sucediendo en los próximos días”. Para cada una de ellas ha tenido unas palabras de elogio, destacando en el caso de Egozkue “su aportación al grupo, no sólo por su calidad, sino también por su carácter”. Para la guardameta eldense, el técnico afirmó que “sobran las palabras: es una portera de nivel, con mucha trayectoria a pesar de su juventud” y por último alabó el “talento” que tiene Anthía Espiñeira, una central “que ha rendido a un alto nivel y de la que se esperan muchísimas cosas”.