El AD Vincios Gondomar volvió a la senda de la victoria este fin de semana, tras lograr el triunfo ante la Universidad de Burgos y con ello sumar dos puntos a su marcador, que con 12 puntos lo mantienen en la séptima posición de la liga, a un paso de los puestos europeos.

El desplazamiento a Burgos siempre es muy difícil dadas las condiciones de la pista de juego, ya que la diferencia de altura entre la meseta y la costa, y que el local de juego está calefactado y más seco, hace que la pista sea muy rápida, lo que dificulta mucho el juego a los jugadores de Vincios, que entrenan a nivel del mar y en mayores condiciones de humedad.

El encuentro empezó bien para los gondomareños, con victorias de André Silva ante el internacional español Carlos Caballero (3-1) y de Zhao Tianming ante Jorge Ausín (3-0). La derrota de Martín Pintos ante el internacional rumano Alexandru Cazacu (0-3) y la derrota de Zhao ante Caballero en el cuarto partido, que acabó remontando un 2-1, para superar la Zhao (3-2), volvía a poner el equilibrio en el marcador.

En el quinto partido, André superó a Cazacu (3-1), tras imponer su juego corto con saque corto cortado y flip al jugador rumano. Con ventaja 3-2 en el marcador, Martín supo jugar con tranquilidad y llevar el partido definitivo (3-1) ante Jorge Ausín “Rizo”, un jugador siempre complicado en su casa. Esta es la primera vez que el Vincios logra vencer en superdivisión en la difícil pista del Burgos.