El Área Sanitaria de Vigo puso en marcha una nueva Unidad Postcovid para estudiar las posibles secuelas de las neumonías graves causadas por el SARS- CoV-2. Esta Unidad, iniciativa del grupo Covid de Hospitalización y coordinado servicio de Neumología, realizará el seguimiento de los pacientes y su evolución funcional- fundamentalmente respiratoria- a los 3 y 12 meses de ser dados de alta hospitalaria.

Así, a partir de la próxima semana, los especialistas comenzarán a consultar, de manera presencial, a los pacientes que ya llevan 12 semanas de alta hospitalaria para realizarles una evaluación clínica completa: encuesta de calidad de vida, analítica en sangre, pruebas funcionales de medición de la capacidad pulmonar (espirometrías) o difusión pulmonar, test de esfuerzo, y estudio de Radiología. Se trata de diagnosticar precozmente cualquier tipo de secuela. Posteriormente, en función de las alteraciones detectadas, se programará un seguimiento personalizado que incluirá una evaluación a los 12 meses para comprobar la resolución de las secuelas detectadas a medio plazo.

Atención Primaria y HADO

Desde el principio de la pandemia, el seguimiento de los pacientes con Covid-19 menos graves o leves, que no necesitaron ingreso hospitalario, se realizan tanto por Atención Primaria como por el servicio de Hospitalización a Domicilio del Chuvi.

Segundo afirma el jefe del servicio de Neumología, Alberto Fernández Villar, “ambos servizos realizaron unha magnífica labor, os pacientes se sentían seguros e tranquilos sabendo que o seu médico de familia ou enfermeira ía chamarlles a diario para comprobar o seu estado de saúde. Esta experiencia motivounos a facer o mesmo desde o hospital cos pacientes máis graves que estiveran hospitalizados, e desde finais de marzo activamos un protocolo de seguimento hospitalario a través de TELEA ou por teléfono. Agora, coa constitución desta Unidade específica damos un salto cualitativo no seguimento a estes pacientes”.

Atender, aprender y emprender

La finalidad de esta Unidad puede resumirse en las 3 “der”: atender, aprender y emprender. “Queremos atender aos pacientes proporcionándolles gran accesibilidade, de xeito que podan acceder a esta Unidade a demanda e dispoñan dun número de teléfono directo para consultar cos profesionais calquera dúbida. Tamén necesitamos seguir aprendendo sobre o comportamento clínico deste virus e das enfermidades que provoca; e, por último, debemos seguir na liña de emprender novas accións cunha abordaxe multidisciplinar que nos permitan avanzar na loita contra esta pandemia”.

La puesta en marcha de esta Unidad específica a las pocas semanas del inicio de la pandemia fue una de las primeras iniciativas protocolizadas a nivel internacional. “O protocolo proposto en nosa área quedou reforzado coa súa similitude co recomendadocinco semanas despois pola Sociedad Británica de Tórax, o que pon de manifesto que este é o camiño que todos os servizos sanitarios deberían seguir para garantir unha correcta continuidade asistencial aos pacientes”-afirma el doctor Fernández Villar.

Secuelas

El Covid-19 ha causado muchas neumonías que en la mayoría de los casos afectan a los dos pulmones (bilaterales). El virus puede provocar dos efectos en los pulmones: una inflamación persistente (reacción en exceso del sistema inmune frente al virus) y una dolencia tromboembólica pulmonar (coágulos en los vasos sanguíneos en los pulmones).

Estos enfermos, algunos con ingresos prologados en las unidades de Críticos, son dados de alta con una situación clínica impredecible, con riesgos de complicaciones y reingresos, no provocadas por el virus sino por descompensaciones respiratorias y cardiovasculares. De hecho, en el Área Sanitario de Vigo, un 10% de los casos necesitaron reingreso hospitalario en los primeros 30 días del alta.

Aunque no hay mucha evidencia científica, en otras epidemias como la del SARS- CoV o el MERS, está descrito que una de las secuelas más prevalentes fue la fibrosis pulmonar. La fibrosis es una lesión causada por la cicatrización de los pulmones tras la inflamación, que produce una pérdida de capacidad respiratoria de un 20-30% a medio plazo, y en un 10-15% de los casos esta deficiencia puede mantenerse en el tiempo.