El buque sanitario y asistencial “Esperanza del Mar”,

El buque sanitario y asistencial “Esperanza del Mar”, adscrito al Instituto Social de la Marina, reemprende su actividad apoyando a la flota que en estos momentos faena en el área de las Azores, después de realizar el reconocimiento reglamentario de acuerdo a la normativa de la Dirección General de la Marina Mercante y de la Organización Marítima Internacional. 

Marea tras marea, desde hace ya diecinueve años, este Buque, propiedad del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, presta apoyo asistencial y sanitario a la flota que faena en Azores y en el Atlántico Norte, una labor muy valorada por la flota y que en estos momentos adquiere especial relevancia.

Después de realizar las reparaciones obligatorias en Vigo, bajo la supervisión y el control de la Capitanía Marítima y de la Sociedad Clasificadora, Lloyd’s Register, el buque, cuyo puerto base está en Las Palmas, partirá este tarde (18:00 horas) al encuentro de la flota que faena en aguas de las Azores.

Las reparaciones, que se han prolongado de enero a marzo, han contado con una parte de puesta en seco, donde se han realizado el reconocimiento del casco además de efectuar los trabajos de pintado, mantenimiento de válvulas de fondo, reparaciones del fondo y costado, reconocimiento de tanques, etc. además de otros trabajos como la reforma de la habilitación, cableados, calefacciones climatizadoras, etc. Una vez que los trabajos en seco acabaron, el buque se trasladó al muelle de Vigo para finalizar los mismos a flote y, una vez pertrechado, salir a la mar.

Equipado con una dotación tecnológica y sanitaria de vanguardia, cuenta con una zona hospitalaria que ocupa una cubierta completa, que dispone de quirófano, radiología, laboratorio de análisis, UCO y camarotes de aislamiento para procesos infecciosos y psiquiátricos. Entre sus misiones -al igual que su hermano pequeño, el “Juan de la Cosa”, que cubre el área del Cantábrico y Atlántico Norte- se encuentra prestar asistencia sanitaria mediante consulta tele-médica; atender, tanto en sus instalaciones como en los propios barcos, a los accidentados y, si la situación lo requiere, realizar la evacuación de pacientes hasta el puerto más cercano.