El Campo de Fútbol del Alivio cuenta desde hoy con un aparato desfibrilador para prevenir y tratar ataques cardíacos que se pudieran producir.

El concejal de Deportes, Fran Campo, recibió hoy el dispositivo electrónico, que viene a sumarse a los que ya tienen los campos de A Carballa y Regatiño (Goián), existiendo una cuarta unidad en poder de la Agrupación de Protección Civil.

El nuevo equipo, como los anteriores, fue adquirido gracias al apoyo económico de la Diputación de Pontevedra para este fin (60% del coste), acercando el resto el propio Concello y servirá para cubrir la actividad de los equipos que entrenan en los campos deportivos.

El concejal de Deportes destacó tras la entrega de este último desfibrilador, que varios miembros de los clubes, realizaron los cursos necesarios para saber manejar los aparatos en caso de necesidad. “Deste xeito, incrementamos a seguridade dos nosos xogadores, no fútbol base e tamén noutras categorías”, comentó Fran Campo.