CEDIDA

En el regreso de la Vuelta a Salamanca al calendario Élite y Sub23 el Club Ciclista Rías Baixas pisó el podio final. Antonio ‘Chava’ Angulo se adjudicó el maillot de la montaña, una clasificación en la que el club nigranés contó con tres corredores entre los cinco mejores escaladores. Además, la formación del Val Miñor se quedó cerca del triunfo en la última etapa con Francesc Zurita terminando cuarto en la capital charra.

La combatividad fue la seña de identidad de los pupilos de Iván Rodríguez en esta ronda. En la cuarta y última etapa (Santa María de Tormes-Salamanca, de 115 kilómetros) el Club Ciclista Rías Baixas volvió a estar representado en la escapada del día, al igual que había sucedido en las anteriores jornadas. En esta ocasión, Antonio Barbero se fugó junto a otros siete corredores.

El andaluz y sus compañeros llegaron a disfrutar de una ventaja cercana al minuto y medio, pero en una etapa muy rápida el pelotón anuló todos los intentos que buscaban evitar una llegada masiva a Salamanca.

Zurita, el exprofesional catalán del conjunto flúor, se metió en el esprint final y ocupó la cuarta plaza. El ciclista de Blanes cruzó la línea de meta a 1 segundo de Iñigo Rodríguez (Aldro), que sorprendió a los favoritos al triunfo en las calles salmantinas.

Tras una etapa sin puertos puntuables, Angulo subió al podio para recoger el premio como ganador de la montaña. El cántabro recibió el maillot de manos de Laudelino Cubino, uno de los mejores escaladores de la historia del ciclismo español. ‘Chava’ dominó esta clasificación con 17 puntos, aventajando en 9 al segundo clasificado, su compañero de equipo Ignacio Zamanillo. Otro integrante de la escuadra miñorana, Sergio Álvarez, concluyó quinto con 6 puntos.