El gobierno local de Gondomar, a través de su concejalía de Igualdade, se suma un año más a la denuncia unánime contra la violencia de género programando, con motivo de la celebración del 25 N, Día Internacional de la Eliminación de la violencia contra la mujer, una serie de actividades que arrancarán este mismo viernes con la iluminación del concello en color morado, que se mantendrá durante una semana.

Con ella se da continuidad a un programa que se diseñó buscando la máxima implicación de la sociedad, con diferentes actividades programadas a lo largo de todo el mes de noviembre. El acto central tendrá lugar el próximo lunes, día 25, a partir de las 12.00 del mediodía, con la convocatoria de una concentración ante el concello y lectura de un manifiesto, a la que se invita a participar a todos los vecinos y vecinas de Gondomar.

Además, se ubicará en la Plaza el “punto vivo de Igualdade” en el que se repartirá material específico de la campaña “En negro contra as violencias”. También se facilitará información sobre las distintas políticas y acciones en materia de igualdad que se están desarrollando a nivel local y nacional en la lucha contra la violencia de género, haciendo hincapié en la sensibilización y educación en esta materia en las nuevas generaciones.

Cuestiones que han tenido presentes en la Concellería de Igualdade de Gondomar con campañas desarrolladas en los colegios e institutos del concello, como “Camisetas solidarias”, en la que los estudiantes de 3a de Primaria diseñaron lemas contra el machismo y la violencia de género, que plasmaron en camisetas que, posteriormente, se expusieron en los centros.

A ellos se sumarán los estudiantes de los IES con los que se prepara un encuentro-debate, con la colaboración de la Secretaría Xeral de Igualdade, bajo el título “Hay salida gracias a ti”.

Por último, un año más se ha contado con el apoyo del comercio local cuyos establecimientos se han sumado al negro, por tercer año consecutivo, “en una muestra clara de que Gondomar rechaza la violencia contra la mujer, inadmisible en cualquier sociedad y frente a la que nadie debe mirar hacia otro lado”, indicó la edil Nuria Lameiro.