El Concello de O Rosal y la asociación asistencial SOS Tomiño continúan a estrechar sus lazos de cooperación. Este martes, la alcaldesa Ánxela Fernández se reunió con el presidente y vicepresidente de esta entidad, José Quinteiro y José Gómez, para hablar de la situación actual que se está viviendo en el municipio y en la comarca del Baixo Miño por consecuencia del COVID-19.

Fernández, Quinteiro y Gómez aprovecharon la reunión para analizar las nuevas necesidades y situaciones surgidas a raíz de la crisis sanitaria y de la nueva realidad. Solamente durante el pasado mes de julio SOS Tomiño entregó más de 1.000 kilos de alimentos a personas de O Rosal, el doble del que habitualmente repartían mensualmente a principios de año.

Durante la reunión, alcaldesa y miembros de SOS Tomiño también revisaron el balance de actuaciones de 2019 en la comarca, donde entregaron 150 toneladas de alimentos. Se trata del primer encuentro entre Concello y SOS Tomiño desde que la regidora se situó al frente del Departamento de Servicios Sociales.

La asociación SOS Tomiño dispone de una nueva página web (sostomino.org), un espacio que sirve, no solamente para dar a conocer todo lo que están haciendo, sino también como herramienta para contactar con la gente. Así, por ejemplo, durante el estado de alarma la entidad creó una nueva forma de colaborar o de pedir ayuda a través de esta nueva web.

Desde el Concello de O Rosal se quiere poner en valor la gran labor que SOS Tomiño está desarrollando de forma desinteresada a favor de las familias más necesitadas del Baixo Miño, por lo que seguirá tendiendo puentes para una colaboración constante y efectiva. También se quiere agradecer su buena disposición y la coordinación con los voluntarios de Protección Civil, que colaboran en las tareas de reparto de alimentos y que cada día trabajan a destajo para dar respuesta a todas las necesidades del municipio.