El Concello de Oia destinó un total de 65.700,30 euros al gasto corriente derivado de diversas actuaciones en materia de limpieza, gestión de residuos y saneamiento. Este gasto se realizó al amparo del Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra, anualidad 2020.

Del total citado, la Administración provincial concedió 31.870,52 euros de la línea 2 (gasto corriente) del Plan Concellos 2020, que el Concello dedicó al pago de las facturas del servicio de limpieza de edificios municipales.

Además, y de acuerdo con lo que permiten las bases del antedicho Plan Concellos 2020, el equipo de gobierno oiense decidió destinar a gasto corriente un total de 33.829,78 euros adicionales; las cales formaban parte de los fondos concedidos dentro de la línea 1 del plan provincial (inversiones). De esos 33.829,78 euros, 24.000 se destinaron al abono de las facturas de tratamiento de residuos urbanos (SOGAMA) y los restantes 9.829,78 al pago de facturas de mantenimiento del sistema de saneamiento (componentes de las depuradoras).