El Concello de Tui condenado a anular la contratación de un peón y a pagarle a otro el salario de 9 meses

La sentencia nº 3 del Juzgado Contencioso Administrativo de Pontevedra condena al Ayuntamiento de Tui a anular la contratación temporal de un peón para el cementerio municipal y a pagarle a otro aspirante el salario correspondiente a los nueve meses de duración de su contrato.

De este modo, el Juzgado estimó el recurso para la anulación de la resolución del Ayuntamiento que invalida la contratación de Salvador G. R. y obliga a reconocer a Alfonso F.F como el aspirante con la mejor calificación. Como ya transcurrió el plazo para lo cual estaba prevista la contratación, el Ayuntamiento deberá abonarle a Alfonso F.F. el imponerte de los salarios que debería haber cobrado durante el tiempo que debería haber sido contratado, además de la condena a asumir las costas el Ayuntamiento de Tui. El Ayuntamiento de Tui estima que el imponerte del pagado supera los diez mil euros.

Según recoge la sentencia, Alfonso F.F. se presentó a las pruebas de selección para contratar a un peón para el cementerio municipal, convocadas por el Ayuntamiento de Tui en marzo de 2014, esas pruebas, según aparecían en las bases, constaban de dos fases, la primera de concurso, para la que estaba prevista una puntuación máxima de dos puntos, y la segunda de oposición con una puntuación máxima de ocho puntos. Las bases establecían que la calificación final sería la puntuación obtenida por los aspirantes en los distintos ejercicios de las fases del concurso-oposición.

El aspirante al que el Ayuntamiento le otorgó mayor puntuación fue Salvador G.R. con un 6,69 puntos, que fue contratado con fecha de once de junio y el demandante Alfonso F.F. consiguió 6,56 puntos.

Con fecha 24 de junio, Alfonso F.F. solicitó que se le había mostrado el expedientado proceso selectivo, ya que advertía un error en la corrección de una de las pruebas en el examen de la persona contratada. Dicho error del tribunal calificador daba por buenas dos respuestas que no lo eran, y que por lo tanto, la nota final era más baja del que el tribunal le había otorgado.

Tras el examen del expediente, Alfonso F.F. presentó una reclamación delante del Ayuntamiento, reclamación que fue desestimada por la secretaria del tribunal, justificando su decisión en una resolución en estos términos: “Debido a la deficiente caligrafía el señor Salvador G.R., el tribunal entendió la respuesta como correcta”. A pesar del reconocimiento del error, el tribunal no varió la puntuación final.

Alfonso F.F. solicitó, por tanto, al Juzgado del Contencioso número 3 de Pontevedra la anulación de la resolución por la que se desestimó su recurso, que se le reconociera su derecho a ser contratado para la plaza de peón del cementerio, y el pago de los salarios que dejó de percibir al no ser contratado y los daños y perjuicios derivados de la actuación del Ayuntamiento de Tui.