La alcaldesa de O Rosal, Ánxela Fernández, ha solicitado una reunión con el responsable de la Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia, Jesús Vázquez Almuíña, para abordar la “precaria situación sanitaria” que está viviendo el municipio y que tiene previsión de agravarse en los meses de verano al no cubrir las vacaciones de los profesionales.

Por este motivo, el objetivo de esta reunión será reivindicar la necesidad de no reducir la dotación médica durante los meses de julio y agosto e incluso aumentar el personal para reducir la larga lista de espera para una cita de atención primaria y poder dar respuesta al aumento de población en O Rosal durante estos meses.

En esta reunión, la alcaldesa también exigirá la reapertura del Centro de Salud de San Miguel de Tabagón, actualmente cerrado por la Consellería de Sanidade al considerar que no reúne las condiciones sanitarias necesarias para hacer frente a la crisis del COVID-19. Desde el inicio del estado de alarma, los pacientes que acudían a este centro fueron desplazados al Centro de Salud de A Guarda y, desde el pasado 1 de junio, trasladados al Centro de Salud de O Rosal.

Ánxela Fernández pedirá la reapertura de este consultorio a la mayor brevedad posible en cuanto lo permitan las condiciones sanitarias, evitando los continuos desplazamientos, cambios e incomodidades para las y los pacientes asignados a este centro de salud.

Durante el encuentro también se reclamará la recuperación de la consulta de pediatría en el Centro de Salud de O Rosal, que fue desplazada A Guarda para liberar espacio en este centro de salud para acoger a los pacientes de la consulta de San Miguel de Tabagón, dejando al municipio rosaleiro sin servicio y obligando a las familias a desplazarse.