Juan José Legarra, jefe de servicio de Cirugía Cardíaca; Rafael Pita-Romero, jefe de sección de anestesia; David Dobarro, responsable de postoperatorio da Unidad de Insuficiencia Cardíaca; y Marian Varela, anestesista

El Hospital Álvaro Cunqueiro realizó con éxito la quinta intervención de implante de un dispositivo de asistencia ventricular izquierdo, un mecanismo que prolonga la vida del paciente con insuficiencia cardíaca avanzada y que en la práctica funciona como si fuera un corazón artificial.

El equipo de Cirugía Cardíaca, que dirige Juan José Legarra, fue el encargado de llevar a cabo la intervención con la participación de otros especialistas. La Unidad de Insuficiencia Cardíaca del servicio de Cardiología, con David Dobarro al frente, se ocupa del seguimiento y de la evolución del paciente.

La intervención se realizó a un paciente hombre de 71 años de edad, con una dolencia cardíaca en la que no se podía llevar a cabo un trasplante de corazón. “O emprego destes dispositivos reverte os síntomas da insuficiencia cardíaca, mellora a calidade de vida dos pacientes e permite prolongar a súa expectativa de vida, xa que veñen a suplir funcións que habitualmente realiza o corazón, con resultados mellores que o tratamento con medicamentos, explica el doctor Legarra.

Dispositivo de alta tecnología

El dispositivo Heartmate 3 es una bomba mecánica implantable que ayuda al corazón para bombear la sangre desde el ventrículo izquierdo al resto del cuerpo, ya que se conecta con la aorta. Cuenta con unas baterías externas que proporcionan energía durante 17 horas ininterrumpidas y que el paciente debe recargar durante el sueño nocturno.

Esta tecnología permite que el paciente realice con normalidad la mayoría de las tareas cotidianas que antes por su insuficiencia cardíaca realizaba con dificultad por la fatiga.

Se trata de un dispositivo tecnológicamente muy avanzado en el cual el empuje de la sangre se realiza por un rotor que gira a más de 4.500 revoluciones por minuto, gracias a un mecanismo de levitación magnética completo.

O implante destes dispositivos é cada vez máis frecuente no mundo e no noso medio, debido á escaseza de órganos para o transplante cardíaco e á melloría dos diferentes tratamentos que permiten que persoas con enfermidades cardíacas serias, con todo, cheguen a idades avanzadas, onde o transplante cardíaco xa non é unha opción de tratamento”.

Este tipo de programas de soporte mecánico cardíaco de larga duración es el fruto de la colaboración multidisciplinar de los servicios de Cirugía Cardíaca, Anestesiología y Reanimación y Cardiología, requiriendo de un esfuerzo técnico y humano excepcional tanto en la valoración de los casos como en el implante y en el seguimiento a largo plazo de los pacientes.