En el Día das Letras Galegas el ciclismo autonómico abrió en Vigo el libro de sus campeonatos del año 2021 con la prueba Élite-Sub23 masculina de fondo en carretera. Veinticuatro horas después de que la ciudad Olívica acogiera una prueba de la Copa de España, dos ciclistas del Supermercados Froiz escribieron una página de oro para el equipo alimenticio. El vigués Roberto Mediero revalidó su título élite y el ponteareano Manuel Rodríguez se hizo con la corona sub23 en una carrera que se adjudicó el madrileño Pablo García (Caja Rural-Seguros RGA).

El Vigo-Rías Baixas repitió como organizador en el mismo recorrido de 176 kilómetros en el que el día anterior el Caja Rural celebró la victoria de Marc Brustenga. En esta ocasión fue otro corredor del conjunto navarro el que levantó los brazos delante del Auditorio Mar de Vigo. Pablo García resolvió a su favor una escapada de seis corredores que surgió a 11 kilómetros de la llegada.

El sub23 madrileño superó a los catalanes Ferran Robert (Valverde Team) y Edgar Corto (Antigua Casa Bellosola), segundo y tercero respectivamente. Pablo Álvarez (Gsport), Ramón Fernández (Supermercados Froiz) y el chileno Cristóbal Ramírez (Previley), que entró en la recta final con una ligera ventaja, completaron el sexteto de cabeza. El pelotón finalizó 35 segundos más tarde, encabezado por el holandés Timo de Jong (Telco’ m), y con cinco ciclistas gallegos entre sus 45 componentes.

El más rápido entre los ciclistas que optaban a los maillots autonómicos fue el defensor del título élite. Roberto Mediero aprovechó el trabajo de su equipo para ocupar la 18ª plaza en la clasificación absoluta, batiendo por dos puestos al también vigués Raúl González (Valverde Team). Tercero entre los gallegos de la categoría reina concluyó Ginés López (Team Oiense) y con la ‘medalla de chocolate’ tuvo que conformarse Saúl López (Academia Postal-Maceda), vigente campeón autonómico de XCO y ciclocross.

El doblete del Froiz lo rubricó Manuel Rodríguez, el otro gallego que llegó en el pelotón. Sus acompañantes en el podio se decidieron al esprint en un grupo que terminó a 9 minutos y medio de los primeros. Iván Feijoo (BH Templo) no pudo revalidar título, pero consiguió la medalla de plata imponiendo su punta velocidad ante Ángel Maneiro (Vigo-Rías Baixas) y a las puertas de pisar el cajón de su categoría quedó Guillermo García (Team Harto).

Más alternativas

El Campeonato de Galicia resultó una carrera más difícil de controlar que la cita de la Copa de España. Con 170 participantes en liza, la rápida salida desembocó en una fuga de cinco ciclistas que se consolidó a partir del km 30.  Edwin Torres (Aluminios Cortizo), Yago Segovia (Eolo Kometa), Raúl Bastida (Telco’ m), José María Martín (Valverde) e Ignacio Rodríguez (Brocolí). Juntos coronaron el Alto de Chenlo (km 74) y llegaron a disfrutar de una renta respeto al pelotón de casi 5 minutos.

Neutralizados a la altura del km 100, la unidad en el pelotón duró un suspiro porque en la primera ascensión al Monte Alba se destacaron Joan Nicolau (Arabay) y David Piganzoli (Eolo Kometa). El balear y el italiano consiguieron una renta de 2 minutos, una ventaja que se encargaron de reducir el Vigo-Rías Baixas antes de la segunda subida al Alba.

En sus cuestas más duras, al paso por la parroquia de Chandebrito, Nicolau soltó a Piganzoli y comenzó un pulso con un pelotón cada vez más selecto que se decantó a favor de los perseguidores dentro de los últimos 20 kilómetros. El balear obtuvo como recompensa su apuesta a victoria en las Metas Volantes del Polígono de A Pasaxe y en la clasificación de la Montaña de Toyota Nipocar. Una vez absorbido el ciclista del Arabay, se sucedieron los ataques hasta que en la frontera entre Nigrán y Vigo saltaron los seis corredores que impidieron un desenlace al sprint como el del día anterior.