Un vehículo de alta gama ha quedado completamente calcinado esta madrugada en el Alto de Morán, O Rosal. Fue el vecino del propietario del Mercedes de menos de una año quien escuchó explosiones y, al salir a ver que pasaba, vio el coche envuelto en llamas y avisó al dueño.

En un primer momento, los vecinos y los propietarios intentaron apagar el fuego con una manguera hasta la llegada de los bomberos del GES de A Guarda, que sofocaron el incendio y aseguraron la zona.

No hubo que lamentar heridos, pero si cuantiosos daños materiales, ya que, además del vehículo calcinado, el fuego afectó a una valla del cierre de una propiedad privada. Hasta el lugar acudió la Guardia Civil. Por el momento se desconocen las causas del incendio.

ALFREDO
ALFREDO