El fuego llega a amenazar un núcleo de casas en Caminha
RUBENS // El fuego muy próximo a una casa habitada en Venade.

Los bomberos luchan contra el fuego en el norte de Portugal. Un incendio que se declaró ayer por la tarde sobre 18:10 horas en Caminha llegó a amenazar algunas viviendas. 

El incendio forestal aún no está controlado. Las llamas arrasan Caminha, frente al municipio de A Guarda, y la densa nube de humo se podía apreciar ayer desde cualquier punto de la comarca de O Baixo Miño. El fuego se aproximó a escasos centímetros de algunas casas en Venade, una freguesia portuguesa del concello de Caminha. Por esta razón, más de una treintena de vecinos salieron en apoyo de las brigadas de extinción. Afortunadamente se han conseguido salvar las viviendas.

Las sirenas de los camiones de bomberos no paran de sonar, especialmente en las carreteras secundarias, ya que los agentes, la mayoría voluntarios, no disponen de tregua. Debido a la cantidad de incendios que sufre Portugal los efectivos contra incendios portugueses no dan a basto. Por lo tanto, se desplazaron al lugar como apoyo dos hidroaviones españoles, que a pesar de las dificultades presentadas sobre todo por el viento y la cantidad de humo, han intentado sofocar el incendio, aunque fue misión imposible. Muchos vecinos vivieron la tarde presos de auténtico pánico, algunos de ellos incluso continúan con la pesadilla por la noche.

El fuego también ha calcinado en los últimos días un gran número de hectáreas en Viana do Castelo, Vilanova de Cerveira, Arcos de Valdevez y Ponte da Barca. El cóctel de altas temperaturas junto al factor humano, han colocado a Portugal al borde del caos forestal padecido en los años 2003, 2005, 2010 y 2013, cuando este país se convirtió en líder europeo en área calcinada.

incendio caminha aguarda11
« 1 de 11 »