La limpieza de la zona cero de Tui puede demorarse hasta el 2.020

Más de medio centenar de vecinos de Tui reclamaron esta mañana ante la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra, su derecho a poder volver a sus casas arrasadas por la explosión del almacén ilegal de Paramos el 23 de mayo del pasado año.

Son afectados por la explosión de A Torre a los que, según la asociación “se les está denegando las ayudas comprometidas” y que, a punto de cumplirse nueve meses del siniestro, siguen realojados en casas de alquiler “algunas subvencionadas por la Xunta, otras están con familiares y a otras familias les paga algún seguro el alojamiento”, indican desde la plataforma.

El Concello de Tui ya inició el desescombro de la zona cero y, según las previsiones del alcalde, Carlos Vázquez Padín, el terreno podrá estar en condiciones para comenzar la tan ansiada reconstrucción en poco más de un mes. Sin embargo, los afectados denuncian que ya les han sido denegadas al menos nueve subvenciones por parte del Gobierno Central y por ello han decidido trasladar su protesta ante el edificio de la Subdelegación en Pontevedra. “De las 17 posibles solicitudes, 3 quedaron descartadas ya de entrada y ahora acaban de denegarnos 6 más. Las segundas viviendas no reciben ni un céntimo y, además, son penalizadas al no estar contempladas en la exención del pago de IBI”, señalan.

El proceso judicial durará años, pero los vecinos urgen algo de justicia social, administrativa y burocrática para poder regresar a sus casas. “Sentímonos enganados pola Subdelegación que, nas reunións que mantivemos nos dixeron que no decreto de axudas ían incluirse as nosas necesidades e reclamacións. Cinco meses despois atopámonos con que o decreto, en vez de ampliar esas achegas do 2005, non é máis que un corta e pega daquela. Son só 1.200 euros para locais comerciais, que non hai na zona, nada para as segundas viviendas que son as que máis hai, e nen sequera recoñece a exención do IBI”, explicó Salvador García.

También indican desde la plataforma que “nos ofrecen ayudas de 15.000 euros por vivienda arrasada, que se conceden con arreglo al IPREM y que podrán percibir nuestros vecinos que tengan la “fortuna” de cobrar un salario mínimo en todo el agregado familiar. Como entenderán, casi nadie cumple estos requisitos y, aun así, ¿Quién reconstruye una casa con 15.000 euros?. Seguimos esperando respuesta a esta cuestión que les hicimos hace unos días y que nos contestaron con silencio”.

Podríamos explicarles uno por uno los casos de nuestros vecinos desterrados que quedaron sin nada y ahora se ven desamparados por un decreto que no soluciona nada, pero ustedes no parecen interesados en atendernos. Por eso mismo venimos hoy aquí, porque en la zona cero a la que corrieron a hacerse la foto y a llenarse la boca de compromisos queremos volver a levantar nuestros hogares y, para ello, necesitamos el respaldo de las instituciones y no su zancadilla. No olviden que, si tenemos que ir a Madrid, iremos, pero no vamos a descansar hasta que nuestro pueblo vuelva a ser lo que era”, finalizan desde la asociación.