ALFREDO

El gobierno local de Gondomar lamenta el “afán do PP por danar a imaxe do municipio” para ocultar su incapacidad política. La alcaldesa en funciones, Iria Lamas, denuncia “que unha vez máis no canto de defender os intereses veciñais ou centrarse nos problemas serios que hai no seo do seu partido, a líder popular, Paula Bouzós, recorra ao ataque do goberno local terxiversando datos e non axustándose á verdade”.

Sale así al paso de la información publicada en Faro de Vigo en la que se señala que “embargaron contas a decenas de veciños por un erro de cobranza de recibos”, algo que “é totalmente incerto porque non se recibiu ou presentou ningunha reclamación por esta razón no concello”. Explica que los embargos emitidos por el ORAL corresponderían a tasas pendientes de pago.

Desde la primera reclamación recogida en el ayuntamiento sobre una posible duplicidad en el cobro de recibos se atendieron “cada unha delas, iniciando os departamentos de intervención e tesourería á vez un repaso exhaustivo e coidadoso do padrón fiscal para emendar calquera erro, repasando os funcionarios os recibos desde xaneiro do 2018 a decembro de 2020”.

A portavoz do PP, Paula Bouzós, – afirma la alcaldesa en funciones- antes de falar e emitir denuncias falsas debería confirmar e contrastar a información. Tan fácil como iso. Con todo prefire sementar unha vez máis a dúbida sobre o funcionamento do noso concello e, sobre todo, poñer en cuestión o traballo dos funcionarios que nel desempeñan o seu labor día a día”.

Desde el departamento de intervención y tesorería del Concello se emendaron ante el ORAL todos los posibles errores, con un trabajo exhaustivo de control de cada uno de los recibos empadronados y emitidos en 2018 y 2019. En total se remitieron 481 bajas en el cobro de alcantarillado correspondientes a ese período, y un total de 77 reclamaciones en concepto de entrada de garajes.

A ellas se sumarían 57 al detectarse que el error se debía a la existencia de un cambio de titularidad o que ya no estaban conectados a la red de saneamiento, y no habían sido comunicados oficialmente en su momento en el ayuntamiento por los afectados.

Reitera Iria Lamas que no hay constancia de ninguna reclamación por embargo de cuentas en el ayuntamiento, ni se tramitó ninguna denuncia al respecto. En ese sentido califica de “triste” la actitud de la portavoz popular, Paula Bouzós, “que ao non ter armas para poder competir coa correcta xestión que está a realizar o goberno local, recorre a este tipo de estratexias de poñer en marcha o ventilador máis propias do partido no que milita, tal e como podemos comprobar estes días”.