El Comité Nacional de Competición ha trasladado esta mañana al Club Balonmán Atlético Guardés y al Aula Valladolid que el partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga Guerreras Iberdrola fijado para este sábado a las 19 horas en A Sangriña queda aplazado. El motivo no es otro que la cuarentena a la que debe someterse el conjunto vallisoletano por orden de la Junta de Castilla y León tras detectar a principios de semana dos positivos por covid-19 entre sus jugadoras. 

La comunicación entre el Guardés y el Aula ha sido constante desde que la noticia se hiciese pública y ahora ambas entidades trabajarán para encontrar de mutuo acuerdo, tal y como marca el CNC, una nueva fecha. El plazo para tomar esta decisión finaliza el 30 de octubre a las 10:30 horas.

Desde el Club Balonmán Atlético Guardés se quiere enviar un mensaje de ánimo al conjunto vallisoletano, así como a otros clubes que ya se han visto afectados por positivos de coronavirus en sus plantillas.

Por su parte, la plantilla -jugadoras y cuerpo técnico- de División de Honor Femenina del Guardés se ha sometido de nuevo esta mañana a los test de detección covid-19 con periodicidad de 14 días que marca la Xunta de Galicia siendo el resultado negativo en todos los casos.