Sportcoeco

Este sábado se reanuda la Liga Guerreras Iberdrola tras el parón de casi dos meses que provocó el Mundial de España, unido a las fiestas navideñas. No será así para el Mecalia Atlético Guardés, que ya compitió la semana pasada contra el Morvedre -al que ganó en A Sangriña por 30-21- en el partido aplazado de la sexta jornada. El equipo que dirige José Ignacio Prades quiere aprovechar la temperatura de su motor y la inercia generada repitiendo en casa, en esta ocasión frente al Sant Quirze (sábado 15, 20:00).

El objetivo que se ha marcado el vestuario es claro: ganar todos los puntos que quedan en juego hasta el final de la primera vuelta. Pero antes de correr hay que andar. Y con el triunfo de la semana pasada ya en el bolsillo, el equipo miñoto se centra en volver a ganar en casa antes de pensar en viajar a Málaga y en el Salud Tenerife en casa. Paso a paso. El siguiente tiene al Sant Quirze como obstáculo. El conjunto de Dolores Martín, recién ascendido, es antepenúltimo con tres puntos. Pese a la situación clasificatoria se presenta como un rival peligroso por su balonmano descarado y atrevido, acorde con el espíritu de su plantilla. Y es que todas las jugadoras de la escuadra catalana menos dos están por debajo de los 25 años. Tiene, por tanto, un enorme margen de mejora. Y ya se sabe que, en cualquier momento, el futuro puede pasar a ser presente.

Pero, independientemente del rival, las jugadoras del cuadro guardés están concentradas en sí mismas. Haber empezado a entrenar una semana antes que el resto es una ventaja que quieren aprovechar para coger velocidad de crucero de cara a la segunda vuelta. El trabajo durante la semana ha sido exigente para adquirir el ritmo competitivo óptimo y Prades y su cuerpo técnico esperan que se note sobre la pista. Para conseguirlo, tienen a su disposición a todas las jugadoras, con la duda de Lorena Pérez. La extremo salcedense sufrió un golpe en la rodilla la semana pasada que le apartó del choque ante Morvedre y que dificulta su presencia en el de Sant Quirze tras haber entrenado con limitaciones estos días. Tampoco estarán Hannah Nunes ni Tamires Anselmo, ambas con lesiones de larga duración.

Los dos puntos cosechados el sábado pasado no sirvieron para mejorar puesto en la tabla -el Guardés sigue siendo sexto- pero sí para estrechar el cerco sobre Aula Valladolid y Costa del Sol Málaga, quinto y cuarto, respectivamente, con una unidad más que el conjunto miñoto. El conjunto pucelano no jugará este fin de semana -se ha aplazado su encuentro frente al Elche-, mientras que el costasoleño visita la siempre complicada pista de Zuazo.

José Ignacio Prades: “Hay que respetar muchísimo a Sant Quirze”

El técnico del Guardés advierte de las complicaciones que puede traer Sant Quirze a A Sangriña pese a estar en la zona baja de la tabla. “Independientemente de que sea un recién ascendido, Sant Quirze es un equipo joven, pero que atesora mucha calidad. Y físicamente es muy potente”, avisa. “Solo su juventud le puede pesar. Aunque es un arma de doble filo porque sus jugadoras son muy atrevidas y con mucha calidad. Muy bien trabajadas por Dolo, con una propuesta de juego que a mí me gusta. Es un equipo al que hay que respetar muchísimo”, analiza.

No obstante, el seleccionador español se centra en su equipo y, pese al triunfo ante Morvedre, se muestra reflexivo y un tanto autocrítico. “Las sensaciones no fueron muy buenas en el primer tiempo y sabemos que tenemos que seguir mejorando, hacer una buena puesta a punto y ofrecer una mejor versión”, destaca Prades, que insiste: “La realidad de la competición te da mucha información. Y después de volver a ver el partido contra Morvedre, tenemos claro que debemos afinar si queremos sumar todos los puntos del mes de enero, que para nosotras son muy importantes”. Empezando por los de este sábado frente a Sant Quirze: “Los necesitamos para seguir escalando”.