El Concello de Baiona ha finalizado los trabajos de mejora de la accesibilidad en la zona de A Figueira, en “O Urgal” (Belesar). Una obra financiada a través del Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra y que fue adjudicada por un importe de 43.497,10 euros.

Se trata de la construcción de un muro de contención del camino, con perpiaños de piedra gris de hasta 4 metros de altura y con una longitud de unos 40 m. de largo. «Una intervención muy necesaria ya que representaba un peligro para las familias que residen en esta zona», señala el regidor Carlos Gómez. En el proyecto también se ha contemplado la ampliación del camino con el fin de facilitar a los vecinos el acceso a sus viviendas y fincas agrícolas. Asimismo, se ha arreglado y asfaltado el vial ya que el pavimento estaba muy deteriorado. Los trabajos consistieron en la mejora de la accesibilidad e incluyeron la instalación de una barandilla protectora para la seguridad de los viandantes y los vehículos.

Desde la concejalía de Vías y Obras, Óscar Martínez, recuerda que el gobierno municipal trabaja para buscar soluciones y mejorar las condiciones de los vecinos de las parroquias: “Nuestro deber es que las vecinas y los vecinos de Baiona tengan acceso a los mismos servicios, independientemente del lugar en el que residan”, comenta el edil.

Por su parte, el Alcalde destaca que “la mejora de la accesibilidad y movilidad de diversos barrios, el arreglo de viales, el asfaltado de vías y la recuperación de espacios, forman parte de las obras que hemos puesto en marcha para continuar con nuestra intención de seguir poniendo en valor nuestras parroquias, siempre con el objetivo de mejorar el día a día de la ciudadanía. Proyectos que nacen de las demandas que nos ha trasladado la ciudadanía a través de la participación ciudadana”.