©Coeco.creative

Tarde de sábado extraña en A Sangriña. No ardió la grada de ‘O Inferno’, pero la pista vio cómo el Guardés pasaba en modo apisonadora por encima del recién ascendido Lanzarote-Puerto del Carmen para lograr la primera victoria de la temporada de forma contundente: 38-13 y con un abultado parcial al descanso de 24-7.

El equipo de Prades se olvidó de las cuatro bajas que presenta -Sempere, Mazza, Urban y Valero- y se puso el mono de trabajo para recuperar sensaciones tras una agridulce Copa de la Reina. La semana que viene, visita al Super Amara Bera Bera.

Patrícia Lima, Paula Arcos, Paulina Buforn, Daniela Moreno, Lorena Pérez, Carla Gómez y Marisol Carratú conformaron el primer siete inicial del Guardés para la Liga Guerreras Iberdrola 20-21. El o-1 firmado por Topic fue un espejismo. El Guardés, por medio de Carla Gómez, Paulina Buforn y Lorena Pérez endosaron un parcial de 8-0 para abrir brecha. Carratú también paraba, el Lanzarote se estancaba con varias faltas en ataque y el 6:0 del Guardés funcionaba bien. Por el medio llegó el primer tiempo muerto del Lanzarote (min. 6:45), pero Lemes fue incapaz de encontrar el revulsivo entre sus jugadoras.

Destacaba el trabajo de Carla Gómez, rindiendo en ataque (Valero y Sempere, lesionadas) y defensa y sus compañeras brillaban también explotando el lanzamiento exterior y los contraataques, todo funcionaba e incluso Carratú anotó a portería vacía. Llegaron los cambios y las rotaciones en el equipo local (entraron Rajnohová, Santiago, Barbosa, Descalzo…) y el Guardés siguió funcionando como un reloj hasta el minuto 30 (24-7).

La segunda parte siguió con la misma dinámica: el Guardés continuó como un tiro y el Lanzarote desesperado encomendándose como guía a la ex guardesa Rosa Álvarez (3 goles). Buforn se cansó de soltar cañonazos (11 goles), Sandra Santiago también martilleó sin cesar la red visitante (6 tantos) y poco a poco las de Prades firmaron una primera victoria coral: Moreno (5), Arcos (4), Pérez (4)… y hasta Míriam Sempere contó con minutos en portería atajando casi una decena de balones. Así, con trabajo muy serio y sin bajar en ningún momento el rendimiento, el Guardés suma sus dos primeros puntos.

A puerta cerrada

El Club Balonmán Atlético Guardés agradece a todos sus aficionados y seguidores el comportamiento ejemplar, sin que nadie se acercase a A Sangriña respetando la decisión de la entidad de celebrar el encuentro a puerta cerrada.

CRÓNICA: NURIA LAGO