Investigadores de los centros oceanográficos de Vigo y Tenerife del Instituto Español de Oceanografía (IEO) han logrado reproducir pulpos en cautividad tras 20 años de investigaciones sobre el cultivo larvario de pulpo común (octopus vulgaris). Este hecho supone un hito científico internacional para el IEO, contribuyendo a la explotación comercial de esta especie tan demandada por los mercados.

El Instituto Español de Oceanografía –organismo adscrito al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades– ha alcanzado este logro mediante el uso de nuevas técnicas de cultivo y alimentación, logrando el crecimiento de las larvas con una metodología más rentable y replicable que las utilizadas hasta el momento. En cuanto al engorde de los juveniles a adultos, se lleva realizando ya desde hace años con ejemplares capturados en el mar.

El pulpo común tiene un ciclo corto de vida, pero con potencial de crecimiento, lo que le convierte en una especie idónea para su cultivo y desarrollo en cautividad. En la actualidad es un producto muy demandado en los mercados nacionales e internacionales y con mucho interés comercial, que ha provocado un incremento de su pesca y de estudios e investigaciones científicas para domesticar esta y otras especies de este cefalópodo.

Además, es una especie de gran interés comercial en España y el Mediterráneo y su demanda es cada vez mayor en otros países, como es el caso de Estados Unidos. Este hecho, junto a su elevado precio en el mercado, hace que sea un excelente candidato para la diversificación de la acuicultura. Los pulpos pasan por diferentes etapas en su desarrollo: huevos, paralarvas, juveniles y adultos. Los ensayos realizados en el IEO, basados en esta patente, mejoran los resultados obtenidos hasta ahora en el cultivo larvario y han conseguido obtener juveniles con los cuales iniciar la fase de engorde hasta llegar a adultos.

Recientemente, el IEO y Nueva Pescanova han firmado un contrato por el que esta empresa tiene una opción preferente de licencia de la patente del IEO sobre estas investigaciones. Ambas entidades tienen interés en cerrar el ciclo en cautividad a nivel comercial del pulpo común. Este avance consigue superar lo que hasta el momento se consideraba como el principal escollo para el cultivo comercial de esta especie, aplicando además, una metodología que es más rentable y replicable que las desarrolladas hasta ahora. Por todo ello, los esfuerzos actuales se centran en la obtención de juveniles y el estudio de su viabilidad económica.