El Concello de Tomiño participa un año más en el programa Vilas en Flor de Galicia, una iniciativa que busca la mejora ambiental, social y económica de los Concellos gallegos de menos de 50.000 habitantes. Organizado por la Fundación Juana de Vega, la Asociación de Viveristas del Noroeste (Asvinor) y la Asociación Galega de Empresas de Xardinería (Agaexar), tres miembros del jurado visitaron este miércoles la villa tomiñesa para conocer los avances del municipio en materia medioambiental y paisajística.

Acompañados por los concejales de Obras, Alexandre Pérez, y de Medio Ambiente, Ana Belén Casaleiro, además de por el técnico municipal de la Eurocidade, Xabier Macías, la visita comenzó con una reunión en el consistorio municipal, donde se comentaron las intervenciones y los cambios realizados en el municipio durante el último año. Las zonas verdes de los núcleos urbanos de Tomiño y Goián ascienden a 56.576 m2 de superficie, un 28% de aumento con respeto al año anterior.

La primera parada fue la plantación realizada en el espacio anexo al Centro de Servicios Sociales, un área en la que se llevó a cabo la plantación de 15 nuevos árboles (3 robles, 3 abeleiras, 3 laureles, 3 érbedos y 3 nogales) en el marco de la participación en el programa “Un árbol por Europa”, y que contó con la participación del Consello da Infancia e Adolescencia de Tomiño, “Voces Novas”. En ese mismo espacio se habían plantado también otros 48 robles y 4 castaños.

El siguiente espacio visitado fue la carretera de entrada a la parroquia de Estás, un área recién intervenida en la que se priorizó el uso peatonal del espacio público, aumentando la seguridad vial y estableciendo un tramo de plataforma única en las cercanías de la escuela infantil. En este sentido, destaca especialmente la creación de un espacio público de calidad en el que la mejora paisajística es un aspecto fundamental, con la plantación de casi 40 nuevos árboles (17 Acer Japonicum, 20 Lagerstroemias y 2 Acer Globosum).

En el trayecto también se aprovechó para apreciar las intervenciones de ornamentación realizadas en algunas de las rotondas como la ubicada en el inicio de la Avenida República Argentina, en la carretera PO-552 a la altura del conocido como cruce del empalme o en la ubicada en Goián en el inicio de la vía de altas capacidades. El diseño paisajístico de las mismas estuvo a cargo de la paisajista Sinda Dávila y en el que serán empleadas árboles y ornamentación provenientes de los viveros locales, procurando de este modo poner en valor este importante sector del municipio y contribuyendo a la economía circular y de cercanías.

La última intervención visitada fue la realizada en el núcleo urbano de Goián, un proyecto en el que destacó especialmente el gran aumento del espacio público de preferencia peatonal, que pasó de 7.150 a 43.800 metros cuadrados, y en el cuál es fundamental a creación de zonas y espacios verdes, con 118 nuevos árboles introducidas y la recuperación de una carballeira de 7.000 m2 para el disfrute del vecindario. Al mismo tiempo, en la intervención también destaca la ampliación del recinto del colegio Pintor Antonio Fernández, con más de 1.500 m2 de zonas verdes y la creación de tres aparcamientos municipales en los que se plantaron 50 robles, entre otras actuaciones.

Este será el tercer año en el que el Concello de Tomiño participe en el certamen Vilas en Flor, un programa que pretende poner en valor la mejora y potenciación de los espacios verdes urbanos, la gestión sostenible de los mismos y la concienciación ciudadana en el cuidado del medio ambiente. En las ediciones de 2019 y 2020 fue galardonado con dos y tres Flores de Honra respectivamente.