ROSANA CALVO

La villa marinera de Baiona ha sido el escenario elegido para la primera prueba en competición del nuevo Bribón, un velero único entre los de su clase (6m Internacional) y el primero de este tipo que se construye en los últimos 15 años.

Tras finalizar su construcción el año pasado en los astilleros Garrido y ser recientemente remodelado en los astilleros Rodman, el barco será uno de los que participen en la Regata 525 Aniversario de la Arribada de la Carabela Pinta, que el Monte Real Club de Yates y el Concello de Baiona organizan para conmemorar la efeméride.

El nuevo Bribón presume de tener un marcado acento gallego, ya que además de ser construido y remodelado en astilleros gallegos, tiene detrás a Javier Cela, responsable de la ingeniería de obra; y al histórico regatista Pedro Campos, como su principal impulsor.

“A raíz de la recuperación de la clase en Sanxenxo, decidimos lanzarnos a la construcción de un nuevo barco con el que pudiésemos mostrar la posición estratégica de Galicia en el sector y toda su capacidad tecnológica. Y el nuevo Bribón– dice Pedro Campos – es el mejor ejemplo de lo que somos capaces de hacer en Galicia.”

Entre los numerosos avances tecnológicos que se le han aplicado al velero, diseñado por Juan K, se encuentra un palo de fibra de vidrio, el primero de este tipo que se construye en toda la historia de los 6m. La intención era poder estrenarlo en el campeonato del mundo celebrado el año pasado en Vancouver (Canadá), donde el Rey Juan Carlos se convirtió en campeón del mundo de la clase 6m, pero no lograron llegar a tiempo y finalmente será en Galicia donde regatee por primera vez.

El objetivo es ir probando el barco y sus innovaciones de cara al Campeonato Europeo que se celebrará en la localidad bretona de La Trinité (Francia) el próximo mes de septiembre, en el que el monarca emérito tiene previsto participar.

Antes de eso, el próximo fin de semana, lo veremos competir en la Regata 525 Aniversario de la Arribada de la Carabela Pinta, que se prolongará durante el fin de semana. Las pruebas, en las que participarán en exclusiva barcos de la clase 6m, tanto en su versión clásica como moderna, se celebrarán en el interior de la bahía de Baiona, muy cerca de la costa, con el objetivo de que todo aquel que lo desee pueda disfrutar con la belleza de la navegación de estos veleros.

En la presentación oficial del evento, celebrada esta mañana en el Monte Real Club de Yates, el vicepresidente del club, Alejandro Retolaza, se mostró “muy orgulloso de que Baiona haya sido el lugar elegido para la primera competición oficial del nuevo Bribón, y que se haga, además, en una regata tan señalada –dijo- con la que se conmemora una de las efemérides más importantes de la villa marinera”.

El presidente del Monte Real, José Luis Álvarez, incidió en la estrecha colaboración que el club mantiene, desde hace años, con el ayuntamiento de Baiona, con el objetivo de “hacer de nuestra villa un lugar único que visitar, donde vivir, donde navegar y disfrutar con la vela”.

El alcalde de Baiona, Ángel Rodal, echó la vista atrás y recordó la Regata del Descubrimiento que el Monte Real organizó en el año 72 y el desafío que presentó años después a la Copa América para destacar las relaciones de Baiona con el continente americano y hablar de la prolífica historia del club en la organización de regatas, algo que, según aseguró “garantiza que el evento de este fin de semana será todo un éxito”.

En la rueda de prensa celebrada esta mañana en el Monte Real Club de Yates también intervinieron la diputada delegada de deportes de la Diputación de Pontevedra, Consuelo Besada y el jefe provincial del servicio de deportes de la Xunta de Galicia, Daniel Benavides. Estuvieron también presentes la concejala de cultura en Baiona, María Iglesias; y el director de Bodegas Terras Gauda, Enrique Costas, y el director-gerente de PSA Retail Vigo, Daniel Martín, como colaboradores del evento.

La clase 6m en auge desde Galicia para el mundo

Los 6m tuvieron su edad de oro en los años 20 y 30, cuando lideraban las regatas internacionales, y llegaron incluso a competir en los Juegos Olímpicos de París (1924) y, posteriormente, en Helsinski (1952).

En España hubo una importante flota, sobre todo en el Cantábrico y en el Mediterráneo, que alcanzó cierto renombre en Europa, pero en los años 50 y 60, con la llegada de clases más ligeras y de construcción menos costosa, dejaron de ser tan atractivos, y no volvieron a recuperar su popularidad hasta los años 80.

Hoy en día, el impulso de la clase es más que evidente, con un notable crecimiento de la flota nacional e internacional, y en este panorama, Galicia, y en particular Sanxenxo, ha ido adquiriendo cada vez más protagonismo. Numerosos armadores y tripulaciones han confiado en Pedro Campos y en su firme apuesta por la clase, y han elegido Galicia para mantener sus barcos en puertos gallegos, arreglarlos en empresas gallegas y competir en las rías gallegas.

REGATA 525 ANIVERSARIO ARRIBADA CARABELA PINTA

Organizan: Monte Real Club de Yates y Concello de Baiona

SÁBADO, 12 DE MAYO DE 2018

11:00 – Desayuno de tripulaciones.

11:30 – Reunión de patrones.

12:30 – Inicio de pruebas (en la bahía de Baiona).

15:30 – Comida de tripulaciones.

DOMINGO, 13 DE MAYO DE 2018

11:00 – Desayuno de tripulaciones.

11:30 – Reunión de patrones.

12:30 – Inicio de pruebas (en la bahía de Baiona).

15:30 – Comida de tripulaciones.

17:00- Entrega de premios en el Monte Real Club de Yates.