ALFREDO

El PP asegura que «el gobierno local de Baiona devolvió a la Diputación el 80 por ciento de una subvención recibida en 2020, en plena pandemia del Covid-19, y destinada al Servicio de Ayuda no Fogar (SAF)«. A los populares les resulta «sorprendente» que un Concello «rechace 18.796 de los 24.268 euros concedidos por el ente provincial para un servicio especialmente importante en este momento y que tantos mayores y sus familias necesitan y demandan para mejorar la calidad de vida de las personas dependientes».

Las propias bases de la ayuda recogen que, «de no gastarse este dinero en este fin y en el plazo establecido, las administraciones locales están obligadas a reembolsarle nuevamente la cantidad sobrante a la Diputación«. «¿Cómo es posible que el gobierno local no haya sido capaz de poner en marcha iniciativas destinadas a satisfacer las necesidades de nuestros mayores a pesar de que fue uno de los sectores más castigados por el virus del Covid-19?«, se preguntan desde el grupo municipal popular que cree que es obligación de los gobernantes de un Concello «emplear adecuadamente el dinero concedido por otras administraciones para ofrecer mejores servicios a los ciudadanos».

Así, desde el PP baionés emplazan al gobierno tripartito a explicarle a las familias y a los propios usuarios del servicio de atención a domicilio el motivo por el que «se han visto privados de este beneficio que podría haber supuesto esta inyección de 18.796 euros en su calidad de vida durante 2020″.