ALFREDO

El PP de Baiona, asegura que el tripartito aumentó el gasto en salarios de los concelleiros del equipo de gobierno en un 5% y lo hace, “en plena crisis económica provocada por la pandemia del Covid-19. Así se recoge en el presupuesto para 2021 que el gobierno local pretende aprobar en el pleno del próximo jueves y del que informó en la comisión previa celebrada ayer lunes”.

Para el PP, este aumento del gasto resulta «vergonzoso, especialmente en este momento cuando centenares de familias de Baiona se encuentran pasando calamidades económicas al perder sus puestos de trabajo, estar inmersas en un ERTE o verse obligados a cerrar sus comercios y empresas. Y resulta más bochornoso aún cuando éste no es el único incremento del gasto que este gobierno «a tres» ha experimentado desde que entró en el Concello. A mediados de 2019 el alcalde, Carlos Gómez, y su equipo subieron el gasto en sus nóminas un 20%. En total, un 25% más en salarios en apenas año y medio que están pagando los vecinos con sus impuestos”, declaran los populares.

«Es indignante que un Alcalde obligue a sus vecinos a hipotecarse para beneficiar económicamente a sus concelleiros y, sin embargo, se olvide de incluir en los presupuestos un plan de recuperación económica local que permita a las Pymes, comercios y hostelería a poder sobrevivir en este momento tan difícil», critican los populares a los que esta «desidia ya no nos sorprende después de que el Sr. Gómez perdiese como Alcalde varias ayudas de otras administraciones para realizar mejoras importantes para Baiona o, como presidente de la Mancomunidade do Val Miñor, dejase escapar una subvención mediante la cual emplear a casi una veintena de personas vulnerables de la comarca durante un año”.

Además, el grupo municipal popular considera que el regidor y su equipo deben dar «ejemplo» porque «no es de recibo que la retribución básica de los concelleiros suba cinco veces más que la de los funcionarios que sólo se incrementa en un 0,9 por ciento por orden estatal. Este gobierno que dice ser progre y defender a los ciudadanos ha copiado al de la Diputación de Pontevedra y mira más sus bolsillos que el bienestar de los ciudadanos, incluso en medio de una pandemia como la que vivimos«, concluyen.