Según los populares de Baiona, “en su primer año de legislatura, el tripartito comenzó a repartir los calendarios tarde, a finales de enero. El año pasado, ante las quejas de los vecinos, improvisaron con un formato poco práctico y, muestra de ello, a finales de año la mayoría de ellos todavía estaban acumulados en edificios municipales. Este año ya ni siquiera los han hecho”.

El PP lamenta que «hayan acabado con una tradición implantada en el Concello durante décadas”, que prácticamente -dicen- no suponía coste alguno para las arcas públicas y que contaba con mucha aceptación entre los vecinos puesto que se repartían gratuitamente 5.000 calendarios a todas las viviendas de Baiona, siempre a finales de año, “para que el día 1 todos los baioneses pudiesen contar con, al menos, un ejemplar”. Cada anualidad, el diseño estaba centrado en una temática, lo que permitía que las familias llegasen a coleccionarlos.

Pero esto ya es pasado. El actual gobierno local, formado por PSdeG, BNG y Nos, han terminado de un plumazo con esta costumbre”, aseguran los populares quienes critican que “como su confección suponía trabajar, han preferido no molestarse y no hacerlo. A este tripartito todo lo que sea trabajar le da pereza, lo eliminan sin contemplaciones, sin importarles lo más mínimo lo que opinen los vecinos”.

Durante más de dos décadas los diferentes gobiernos locales, independientemente de su ideología, “se han organizado” para que los vecinos empezasen el año con el calendario en sus viviendas. “Sin embargo, la falta de compromiso de este trigobierno por todo y por tod@s queda patente una vez más”, insisten.

Para el principal partido de la oposición, esto demuestra que “la gestión del Concello, además de quedarles muy grande, es totalmente partidista” e solicitan a Gómez, “como máximo responsable”, a “ponerse a trabajar” y a “organizar el caos” entre sus concejales y en las áreas que dirigen. “Los vecinos no se merecen que dilapiden su dinero de la forma en que lo llevan haciendo durante estos más de dos años”. “No sólo no aportan nada nuevo a Baiona sino que están acabando con todo lo que había”, claman.