ALFREDO

El grupo municipal popular de Baiona solicita al alcalde, Carlos Gómez, que considere a los establecimientos incluidos en el sector servicios (peluquerías, estética, taxis….) como afectados directos por las restricciones del Covid-19 y los incluya también como beneficiarios de los 100.000 euros, junto con la hostelería y el comercio. Así se lo pidieron los concelleiros al tripartito en el pleno ordinario celebrado el jueves al considerar que es de justicia que estas familias también puedan optar a recibir esta pequeña inyección económica.

El PP apoya la concesión de estas ayudas directas, votando a favor de ellas en el pleno, aunque las considera insuficientes y tardías. «Otros concellos vecinos, como es el caso de Nigrán, destinarán el doble que Baiona a apoyar a los sectores más afectados por la pandemia y ya se encuentran en la segunda fase de tramitación. Sin embargo, Baiona se encuentra a la cola del Val Miñor y sólo dedicará 100.000 euros de un remanente de tesorería de más de dos millones que dejó el anterior gobierno popular«, critican los populares y matizan que, «además, las bases para su solicitud aún se llevaron a este pleno de abril, lo que retrasa aún más su cobro, tras más de un año sin que el tripartito tomase ninguna medida de alivio económico a los negocios y establecimientos locales».

«No sólo no puso en marcha un plan de reactivación económica a lo largo de este tiempo, a pesar de que el grupo municipal popular le presentó una extensa batería de propuestas, sino que tampoco le reintegró el dinero a los hosteleros que ya habían abonado antes la tasa anual por su terraza ni tampoco les devolvió la parte proporcional del recibo de la basura de 2020 por los tres meses que permanecieron cerrados«, indican desde el PP de Baiona.

Es por todo esto que al PP baionés le parece «de justicia que el Concello no sólo restrinja las ayudas al comercio y a la hostelería y las abra a otras empresas del sector servicios que también sufrieron directamente las restricciones del Covid-19″.