El PP de Nigrán denuncia la retirada de 37.500 euros a colectivos culturales de la Villa

El PP de Nigrán denuncia que el gobierno socialista del Gobierno Municipal retira, por decreto del alcalde, 37.500 euros a clubes deportivos, colectivos culturales y asociaciones de vecinos que el presupuesto vigente aprobado por el anterior gobierno popular había reservado a estos colectivos para apoyar y respaldar sus respectivas actividades.

Así se extrae, según el PP de Nigrán, de la modificación de crédito 22/2015 del presupuesto municipal del 2015, que cualquier vecino puede consultar en la Web municipal, una modificación firmada por decreto del alcalde el pasado 24 de agosto, en la que se restan las siguientes cantidades de las siguientes partidas:

Subvenciones actividades culturales…………       – 16.000 euro

Subvenciones actividades deportivas……….         – 15.000 euro

Subvenciones Asociaciones de vecinos..…..         – 6.500 euros

El portavoz del PPdN, Alberto Valverde, califica de “bochornoso el comportamiento del alcalde socialista, Juan A. González, que hace tan solo unas semanas se anotaba el tanto de repartir subvenciones a colectivos a través del primer Plan de Subvenciones Municipal y días después elimina del presupuesto municipal estas ayudas económicas reservadas para estos colectivos para el presente ejercicio. “Esta es la verdadera cara del Sr. González y el verdadero apoyo del actual gobierno socialista a los colectivos del municipio”, afirma Valverde.

El PPdN desconfía que la retirada de los 37.500 euros de las subvenciones esconda la intención de repartir a dedo estas cantidades a quien el alcalde, Juan A. González, considere, “sin ningún tipo de control, criterio ni transparencia, eso que tanto propugna a través de los medios de comunicación y en los plenos”, añade el portavoz popular.

Ante esta posibilidad, el PPdN exigirá al gobierno socialista que abra una nueva convocatoria de subvenciones por concurrencia competitiva para estos colectivos, “evitando así destinar estos fondos a otros fines y, sobre todo, eliminando la objetividad y transparencia de un procedimiento en concurrencia competitiva para convertirlo en un decretazo y un reparto “digital” de unos fondos públicos que deben ser repartidos entre estos colectivos por méritos, no por amiguismos”, subraya Valverde.