Con el programa de “Axuda no Fogar” impulsado por el Concello de Tomiño se busca prevenir o compensar la pérdida de autonomía de parte del vecindario para intentar promover una mejor calidad de vida, realizando además actividades de la vida diaria y favoreciendo la integración de los usuarios evitando situaciones de aislamiento.

Este servicio, gestionado en Tomiño por la empresa IDADES, atendió el año pasado a un total de 132 usuarios. Una cifra muy elevada y que creció considerablemente respeto a años anteriores. Un crecimiento del 33,33 % respeto al 2016, cuando se atendieron 99 personas; 43,48% más que en el 2015, cuando fueron atendidas 92, y un incremento de más del 71% respeto al 2014, cuando se atendió a 77.

Este crecimiento de beneficiarios del servicio de dependencia y ayuda en el hogar también supuso obviamente un incremento de la partida presupuestaria del Concello para estos servicios de los 604.466,40 euros que se destina a Servicios Sociales, 405.652,84 se destinan a dependencia y ayuda en el hogar, casi un 105 % más respeto al 2014.

El servicio atiende principalmente a personas mayores con déficit de autonomía y personas con discapacidad o con enfermedad psiquiátrica.

Respeto al programa de valoración, orientación e información de los Servicios Sociales del Concello, el año pasado fueron 605 las personas atendidas. En lo que abarca al colectivo de personas mayores, se atendió especialmente consultas sobre las revisiones anuales de las pensiones no contributivas, así como sus solicitudes y tramitaciones.

La mayoría de personas con discapacidad y dependencia acudieron a los Servicios Sociales del Concello para solicitar y tramitar el reconocimiento del grado de discapacidad o de la situación de dependencia. Muchas son las personas y familias que demandan información, orientación y asesoramiento en cuanto al servicio de ayuda en el hogar.

El Concello de Tomiño también ha puesto en marcha, desde su lanzamiento en el 2016, un servicio especializado de atención jurídica a la mujer, que desde su creación hasta la actualidad ofreció unas 250 consultas.

Se trata de un servicio cofinanciado en la actualidad por la Secretaría General de la Xunta de Galicia, a través de la subvención que anualmente convoca este organismo para la prevención de la violencia de género y a la que se acoge el Concello.