Hoy hace un año que la Asociación San Xerome comunicaba la puesta en marcha del proyecto Xe-Mente–Las semillas de la diversidad.

El proyecto no pudo llegar en mejor momento a la Asociación, un momento de cambio, de apertura, de transformación, al que Xe-Mente también aportó su granito de arena.

Hace exactamente un año no podríamos ni imaginarnos lo que este proyecto supondría para nosotras y nuestras personas, “todas nuestras personas” (las de dentro y las de fuera).

Empezamos con mucha ilusión a experimentar una nueva forma de hacer “formación inclusiva”, abriendo nuestras puertas y nuestros espacios a la participación y el aprendizaje compartido de personas con capacidades diferentes. Ese era nuestro mayor reto, generar espacios educativos inclusivos normalizados y conseguir que todo “funcionase” como sabíamos que llegaría a funcionar.

Nuestra sorpresa llega cuando, más allá de los resultados esperados, el proyecto empieza a generar una serie de impactos inesperados, sobre todo a nivel emocional y afectivo que nos deja boquiabiertos.

Para nosotros, el mayor valor del proyecto han sido los testimonios de las personas participantes, sobre todo externas a San Xerome, que nos han transmitido percepciones maravillosas y únicas de esta convivencia.

¿Qué es Xe-Mente en boca de sus participantes? Es familia y es valores, eso es en lo que todas y todos coinciden. Y nos enorgullece, porque familia y valores son nuestra razón de ser, nuestra esencia y las de nuestras personas, y sin haberlo previsto han llegado de forma natural a las personas singulares con las que hemos compartido aprendizaje en este año de andadura. Aprendizaje sobre huerta, compostaje, ecología, hierbas medicinales y plantas; con una nueva misión: la de ser “guardianes y guardianas de semillas” para preservar la continuidad de nuestras especies autóctonas en el tiempo.

Xe-Mente nos deja a 137 personas formadas en agroecología; nos deja empleo y oportunidades, 10 de las personas participantes en el proyecto han encontrado un empleo, 6 de ellas en relación directa con los resultados del mismo, y otras 4 a través de un Programa de FP DUAL en limpieza ecológica que acabamos de poner en marcha. Nos deja amistades, vínculos, afectos, y sobre todo ganas de más…

Gracias al Fondo Social Europeo Xe-Mente ha sido posible, y a la confianza de la Fundación Biodiversidad (Ministerio para la Transición ecológica), que a través del Programa Empleverde ha apoyo este proyecto, para que toda la magia generada haya sido posible. En 2020 Xe-Mente seguirá dando que hablar. En breve os informaremos.