El Servizo Galego de Saúde inició esta semana el ensayo clínico en menores de 12 años con la vacuna de Pfizer-BioNTech que se está llevando cabo en el Hospital Clínico de Santiago. Ayer lunes, los primeros voluntarios ya recibieron la primera dosis de la vacuna o del placebo, mientras que a lo largo de la semana se completarán las 25 inmunizaciones previstas en esta primera fase, en niños de entre 5 hasta los 12 años. En fases posteriores, se irá desescalando en edades hasta llegar a niños de 6 meses de edad y a los 55 participantes.

Se trata de un estudio doble ciego que consiste en que a una parte de los niños se les suministrará, en un primero momento, un placebo. Los participantes recibirán una inyección con un intervalo aproximado de 3 semanas y aquellos que reciban placebo (un tercio) tendrán oportunidad de recibir la vacuna dentro del estudio.

El Hospital Clínico de Santiago es el único centro sanitario gallego en participar en este estudio mundial que busca ahondar en la evaluación de la seguridad, tolerabilidad e inmunogenicidad de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 en la prevención de esta enfermedad en niños sanos de 6 meses a 11 años incluidos.

En este ensayo del Sergas participarán 55 niños sanos que formarán parte del estudio mundial en el que está previsto que se incluyan 4.644 chicos, 557 de ellos en España. Para llevarlo a cabo, se pautan visitas de control y habrá un período de seguimiento de cada niño de dos años. A los padres y cuidadores se les pide que registren cualquier cambio en la salud de los niños en un diario electrónico que se les facilita.