Personal sanitario con protección frente al coronavirus en el Punto de Atención Continuada de Cangas.

La Dirección de Atención Primaria de Vigo ha comunicado al personal sanitario que no puede emplear el material de protección donado por Iago Aspas por no invitar al acto de presentación a los directivos de Atención Primaria. Los responsables del SERGAS alegan que las características de este material no fue analizado por los servicio de medicina preventiva del Sergas a través de la “Central de  Doaciones” creada por la Gerencia de Vigo. Sin embargo, el personal sanitario de los PAC de Cangas-Moaña notificó a su Gerencia las características del material donado y las fichas técnicas de los productos con información detallada sobre la certificación y el cumplimiento de la legislación en materia de prevención de riesgos laborales. “Lamentamos profundamente que unha iniciativa tan fermosa e que tan só pretendía que; o material chegase directamente ao persoal sanitario, tivese a mellor calidade posible e servise para atender á poboación do Morrazo, se ensucie polo egoísmo dos nosos xestores”, afirman las trabajadoras.

El Jefe de Servicio del Centro de Salud de Cangas, Benigno Villoch, fue el encargado de transmitir la orden de trabajo a los profesionales del PAC que implica sanciones económicas en el caso de contagiarse de coronavirus al perder la condición de baja laboral por enfermedad profesional. “Non entendemos que no Centro de Saúde de Cangas se estea a empregar material de fabricación caseira sen certificación provinte tamén de doazóns anónimas que non pasaron o control de Preventiva mentres nos estamos ameazados por traballar con material que si está homologado”, explica una de las profesionales del centro sanitario.

Los profesionales sanitarios agradecieron enormemente el material de fabricación artesanal recibido sobre todo al inicio de la crisis sanitaria, sin embargo, no entienden que se le prohíba emplear ahora un material profesional y específico que facilite su trabajo y redunde en una mejor asistencia sanitaria a sus pacientes. Entre otros, podrían disponer de unas gafas y unas pantallas que no se empañan el que les permitiría ver con claridad a la hora de realizar técnicas que impliquen precisión. “As gafas e pantallas de protección que nos dan non teñen ficha técnica nin homologación. Algunhas están feitas a man con material de papelería e se embafan con tan só miralas. Hai veces que con tanto bafo queres coller unha vía e non distingues un brazo dunha perna. É un horror”, se lamenta una de las enfermeras.

Las trabajadoras del PAC de Cangas-Moaña aseguran que no solo les prohibieron la utilización del material de protección donado por Aspas, si no que llegaron a intentar confiscárselo y que detrás de estas amenazas hay un trasfondo político. “Todo isto non é máis que unha represalia por non permitir que os directivos se luzan na foto en plena precampaña electoral”, indica otra de las trabajadoras. Junto con las declaraciones del personal del centro médico también se aportan fotografías donde se puede ver cómo en las redes sociales del SERGAS se permite emplear material donado, como pantallas o gorros sin homologación.

Otra de las cosas que denuncian y que no les dejen emplear el material de protección doando por Aspas alegando que no se siguió el circuito de donaciones para su revisión, pero sí les permitan emplear los termómetros digitales que se utilizan para iniciar una clasificación de los pacientes. “Non se entende que non poidamos empregar unhas gafas que nos protexen e nos deixan ver, pero os termómetros si. Non queren que usemos o que non lles convén”, señala otra de las médicas del centro de salud.

El personal sanitario continúa a la espera, desde hace 3 semanas, de que tanto la Gerencia como el jefe de servicio revise las fichas técnicas recibidas y comunique al personal que permita la utilización del material fácil por el futbolista de Moaña. Mientras tanto, no descartan realizar movilizaciones para que la población pueda comparar por sí misma las características del material del que dispone el Sergas para Atención Primaria y las del recibido por medio de la donación. Asimismo, están estudiando también emprender acciones legales por poner en riesgo la salud y la vida de los trabajadores contra la Gerencia de Atención Primaria de Vigo por medio de la representación sindical presente en la Junta de Personal.

Tan sólo el personal del 061 esta a emplear el material donado.

La diferencia de la Gerencia de Atención primaria de Vigo, el 061, a través de su empresa concesionaria autorizó a su personal sanitario a emplear el material recibido gracias a la generosidad del deportista. Al igual que sus compañeros del PAC de Cangas- Moaña, el personal técnico envió su empresa las fichas técnicas del material de protección recibidas donde se puede comprobar que cumplan con el recogido en la «Resolución de 23 de abril de 2020, de la Secretaría General de Industria, referente a los equipos de protección individual en el contexto de la crisis sanitaria ocasionada por él  COVID-19«. “É lamentable ver como nos podemos empregar un material escollido por nos mesmos e que nos permite traballar con seguridade e comodidade e ver as compañeiras pasándoo fatal sen poder apenas ver o que fan a través desas gafas cutres que lles facilita o SERGAS”, denuncia uno de los técnicos del 061.

ASINADO: Colectivo de Traballadoras/es do PAC de Cangas-Moaña.

AMPLIACIÓN:

COMUNICADO DEL SERGAS

El Sergas tiene un procedimiento de validación y coordinación para todo el material donado (por Iago aspas o por cualquier otro ciudadano). Este procedimiento se usó con el material que el Celta donó.

Existe un precedente de un material donado que después estuvo bajo sospecha de no adecuarse a las características que decía tener y tuvo que ser investigado. Ante esa situación se estableció que todo el material donado tenía que someterse a un procedimiento de validación. En cuanto este material lo cumpla estaremos encantados de que los profesionales de Cangas lo utilicen. Es una cuestión de cumplimiento de protocolo y de protección a los trabajadores.

Lamentamos que desde la CIG se sugiera que esta actuación siguiendo el protocolo tenga su origen en una invitación a un acto.