Porto do Molle

Las fuertes lluvias caídas esta mañana, 37 l/m2 en la estación meteorológica de Baiona, han provocado numerosas incidencias en O Val Miñor. El agua anegó carreteras y tres viviendas, una en Sabarís y dos Nigrán, arrastró tierra y barro en diferentes vías publicas de Camos y Morgadáns, tiró un árbol en Chandebrito y dejó «en el aire» el paseo marítimo de Panxón.

Porto do Molle fue una de las zonas más afectadas. El GES de O Val Miñor, con ayuda de operarios municipales y de la Policía Local, tuvo que intervenir al inundarse uno de los viales. Las alcantarillas se taponaron con hojas e impidió el desagüe.

El agua se coló también en los bajos de tres viviendas. Una de ellas fue en la calle Mariñeiro y otra en una urbanización, ambas en Nigrán. Otra de las casas afectadas fue en Sabarís, donde el agua inundó el bajo.

En Morgadáns y Camos, el agua arrastró piedras y barro a la carretera que une la parroquia con el centro de la villa Condal. Conservación de Estradas se desplazó al lugar para limpiar la vía. En Chandebrito, el fuerte viento, 68,3 km/h en Oia, tiró un árbol que cayó sobre la carretera. Uno de los carriles permaneció cortado más de una hora. Los bomberos del GES han tenido que cortar y retirar el árbol para restablecer la circulación.

Panxón también sufrió los azotes del temporal. La lluvia se llevó toda la arena que cubre los pilares del paseo marítimo quedando al descubierto. “Din os mariñeiros que nunca miraran este serrón ó descuberto”, explicó el alcalde de Nigrán, Juan González,

Predicción domingo:

El domingo llega un nuevo frente a Galicia, por lo que se espera otra jornada de precipitaciones. Durante la mañana los cielos estarán parcialmente cubiertos con lluvias intermitentes y a partir del mediodía los cielos estarán muy cubiertos con lluvias persistentes.

La cota de nieve estará alrededor de los 1.300 metros subiendo a los 1.400 metros. Las temperaturas mínimas no experimentarán cambios significativos mientras que las máximas sufrirán un moderado descenso. El viento soplará del noroeste, fuertes en el litoral norte.